De Sapiens a Homo Deus, apología de una sociedad distópica

Orwel 84 y las personas innecesarias de Yuval Noah Harari

1. Introducción

2. Resumen del texto de la conferencia de YNH y comentarios

3. Resumen, a modo de conclusión

 

1. Introducción

Se trata de una trilogía devenida en best seller, con abundantes páginas, que hablan del pasado, del presente y del futuro de la humanidad. La sorpresa mayor está, sin duda, en los millones de libros vendidos y la extraordinaria buena prensa de la que gozan sus publicaciones y la abundancia de tan favorables críticas y comentarios sin saber muy bien por qué, ya que unas y otras carecen de contenido concreto, solo elogios. La crítica da por bueno todo lo que propone y dice. Así las cosas, sorprendido y extrañado de que su ciencia cautive a tantos millones de lectores, he decidido ver y escuchar el vídeo en el que Yuval Noah Harari (YNH) explica con toda claridad sus teorías. También he podido ver “De animales a dioses”, en el programa Millennium de la RTVE2, en el que participaron Juan Luis Arsuaga (Catedrático de Paleontología), Amelia Valcárcel (Catedrática de Filosofía Moral y Política), Javier Sampedro (Doctor en Biología) y Joandomènec Ros (Catedrático de Ecología y traductor de “Animales a dioses”). Salvo en la introducción poco se habló del libro en cuestión y nada nuevo se dijo. Sí habló bastante y bien el profesor Arsuaga pero tuvo la habilidad de no hacer referencia, ni directa ni indirectamente, al libro objeto del debate ni a las teorías de YNH, algo que cuando menos es extraño, aunque parece que el motivo es evidente.

En el desarrollo de su teoría hace referencia a diversas disciplinas que van desde la paleontología a la ingeniería genética. Basándonos en su exposición vamos a analizar sus argumentos y su planteamiento para ver si éstos son creíbles, si tienen base científica y si aportan evidencias sobre lo que afirma. A pesar de su reiterada afirmación de que no intenta hacer profecías, en su discurso abundan numerosas premoniciones.

Sería muy complicado intentar siquiera resumir la trilogía de YNH, además de innecesario, ya que el propio autor nos facilita un amplio resumen de sus propuestas en el vídeo citado (44 minutos).

2. Resumen del texto de la conferencia de YNH y comentarios

(Entre corchetes se indica el minuto del que está sacado el texto y, a continuación, el comentario correspondiente. Millones de años por m.a.)

--o--

[3’] Vamos a intentar hablar “del futuro de la humanidad, del futuro de la vida”. “Durante miles de años los humanos han cambiado el mundo fuera de ellos, pero no han cambiado el mundo dentro de ellos mismos”.

Si por humanos se refiere al Homo Sapiens, poco ha podido influir en el cambio del mundo hasta la revolución industrial, hasta el siglo XVIII, y nada por dentro desde su aparición muy a finales del Pleistoceno Medio, hace más de cien mil años, edad que estiman los paleontólogos que podría tener nuestra actual especie Sapiens.

--o—

[4’] “Tenemos el mismo cuerpo, el mismo cerebro, la misma mente que nuestros ancestros allá por la edad de piedra”

La edad de piedra comenzó hace casi 3 m.a. y llegó hasta la edad de los metales, hace unos 10.000 años. El primate, Australophitecus Afarensis (mono del sur), -homínido ya- había iniciado la bipedestación hace 3,5 m.a., poco más de 0,5 m.a. antes, medía poco más de un metro y su cerebro, similar al de un chimpancé, tenía un cerebro de unos 400 cc, un tercio de los actuales Sapiens. A esta misma especie pertenece la insigne Lucy, de la que descendemos, cuya edad se estima en 3,2 m.a. ¿Cómo puede afirmar YNH que seguimos con el mismo cuerpo, cerebro y mente desde la edad de piedra?

--o--

[4’] “La mayor revolución del siglo XXI no va a estar en el mundo de afuera, sino en el mundo interior, dentro de nosotros mismos”

En su línea de no hacer profecías, hace profecías y sigue en la misma línea de indefinición y de no concretar a qué se refiere ni argumentar lo que afirma.

--o--

[6’] Por primera vez en la historia vamos a ver una gran revolución que afectará a la humanidad.

Aunque JNH lo tiene muy claro, el resto de los mortales apenas comprendemos cuál es la situación presente y mucho menos cómo va a ser el mundo de afuera y, en cuanto al mundo interior, nadie sabe cuándo se podrá producir una mutación que dé paso a una nueva especie.

--o--

[6’] “El producto principal de la economía será el cuerpo, cerebros y mentes”. “Somos una de las últimas generaciones del Homo Sapiens”. “Los humanos desaparecerán”.

Esta es una más de las profecías del discurso de YNH, sin otro argumento que la afirmación en sí misma, algo que forma parte de su juego que va desde una pésima ciencia ficción a una presunción científica de la que constantemente hace gala, amén de referirse a numerosos científicos pero sin mencionar ni a uno solo.

Algo tan complejo como determinar cuándo y cómo se origina la vida y, no menos complejo, saber cómo ha ido evolucionando, YNH lo resuelve de un plumazo, pero olvida que el tiempo es algo tan inherente como necesario en la evolución. La vida se inició hace 3.500 m.a. de forma muy elemental. Alguien podrá considerar que es mucho tiempo, pero es el que la naturaleza ha necesitado para llegar al actual grado de diversidad y vida que, a nivel de especie o microevolución, han sido cientos de miles de años, y m.a para la macroevolución de organismos con numerosas especies.

La vida, la Naturaleza, tiene su ritmo. El primer fósil, del periodo Mesozoico, que podría ser de un primate tiene unos 65 m.a. A partir de aquí comienza una larga peregrinación en el que juegan el tiempo, las mutaciones (con aciertos y errores), el azar y el clima, hasta llegar al Homo Sapiens.

Siguiendo la línea evolutiva de la que venimos y de modo muy esquemático (e incompleto), pasamos por los haplorrinos, catarrinos, simios o antropoides…, y en todos ellos hemos dejado parientes con líneas de evolución paralelas.

Dicho de otra manera, se podría resumir:

- primer primate en el Mesozoico, 65 m.a.

- primeros simios en el Eoceno, 55 m.a.

- hominoideos en el Oligoceno, 30 m.a.

Y, ahora, dando un gran salto, para abreviar y siguiendo con los homínidos:

- Australopithecus ramidus en el Plioceno, 4,4 m.a.

- Australopithecus Afarensis, 3,4 m.a.

- Primer Homo, 2,4 m.a.

- Homo Ergaster hace casi 2 m.a.

Y, ya en el Pleistoceno Inferior, el Homo Antecesor (de la Gran Dolina en Atapuerca), hace 0,78 m.a., al que le sigue el Homo Rodhesiensis en el Pleistoceno Medio, hace como 0,5 m.a. para llegar al actual Homo Sapiens, nuestra especie, pero que como asegura YNH, “somos una de las últimas generaciones” ya que “los humanos desaparecerán”, suceso que irá acompañado de una gran revolución humana en la que primará una nueva economía constituida por “el cuerpo, cerebros y mentes”. De dónde y cómo deduce YNH estas conclusiones no deja de ser un misterio. Cabría añadir que cuando se hacen tales afirmaciones, sin base científica alguna, estamos hablando de dogmas o de divinas revelaciones. Otra cosa no parece posible.

--o--

[8’] Hay tres formas de cambio principales: Primera, a través de la Ingeniería Biológica. Durante 4.000 m.a. se ha cambiado por el proceso de la selección natural, un cambio por acumulación de un montón de pequeños cambios en el ADN, en el cuerpo, en el sistema hormonal y en el sistema bioquímico.

La Bilogía se rige por sus propias leyes. La vida, de una forma muy elemental comienzó hace 3.500 m.a. “El sistema Bioquímico”, la Bioquímica, incluye al cuerpo y al sistema hormonal.

--o--

[9’] El concepto de la Ingeniería Biológica consiste en acelerar la evolución, no estamos al final del proceso evolutivo, de la misma forma que hemos pasado del Homo Habilis o Homo Erectus, esos antiguos Homínidos, de esas especies antiguas, al Homo Sapiens. Hay todavía por delante cierto margen para el progreso. Hace unos cuantos miles de años los Homínidos tenían cuerpos muy parecidos a los nuestros actuales, tenían cerebros muy parecidos a nuestro cerebro actual, pero aun así eran animales muy insignificantes, con muy poco impacto sobre el planeta.

YNH no acepta los tiempos que el proceso de la evolución dicta y considera que la selección natural y las mutaciones pueden ser rediseñadas por la “Ingeniería Biológica”.

YNH considera que el Homo Sapiens desciende del Homo Habilis o del Homo Erectus, cuestión tan errónea que es conveniente aclarar. En primer lugar el Homo Erectus y el H. Sapiens tienen como antepasado común el Homo Ergaster pero que hace como 0,5 m.a. se separaron. El H. Erectus siguió su línea y se extinguió a finales del Pleistoceno Medio. Similar evolución ha tenido el Homo Habilis. Sí tiene o tenemos varios antepasados comunes desde el Australophitecus Ramidus y el A. Anamensis en la mitad del Plioceno, hace 4 m.a., hasta el primer Homo también en el Plioceno, pero al final, hace más de 2 m.a. El H. Habilis ha podido ser la especie antecesora del H. Ergaster, predecesor del Homo Antecesor, pero su línea se extingue a principios del Pleistoceno, al igual que la del Homo Rudolfensis.

--o--

[10’] Hace 70 u 80.000 años, pequeños cambios genéticos en el ADN produjeron ciertos cambios en la estructura interna del cerebro y eso a su vez produjo unas asombrosas facultados cognitivas que transformaron a esos Homínidos o Humanos. Pasaron a ser algo mucho más avanzado.

Durante la división celular, denominada meiosis, en la que cada gameto solo recibe una copia de cada cromosoma, se produce el importante fenómeno denominado recombinación en el que se intercambian fragmentos del ADN entre los cromosomas homólogos de cada par, obteniéndose una mezcla de los cromosomas materno y paterno. Esta recombinación, junto con la mutación, determinan la variabilidad en los organismos sobre la que actúa la Selección Natural. Como resultado de estos procesos en los que el ADNmt y el ADN nuclear no experimentan recombinación, y junto con el estudio en polimorfismos del ADN nuclear, han llegado a la conclusión de que los humanos actuales provienen de una ancestral población africana de hace unos 100.000 años.

¿De dónde ha sacado YNH los cambios genéticos a los que se refiere y las asombrosas facultades cognitivas que transformaron a los Humanos… ?

Salvo que YNH se refiera a una nueva especie desconocida de Humanos, nadie ha ido más allá de la aclimatación a las cambiantes circunstancias del medio ambiente y del aprendizaje debido a la experiencia y a los conocimientos adquiridos a lo largo de generaciones.

--o--

[11’] “Quizás unos pequeños cambios en el ADN puedan transformar al Homo Sapiens en el Homo Deus, el Homo Divino con habilidades que van mucho más allá de las nuestras de hoy”.

YNH está entrando en un terreno algo más que pantanoso. Es decir, que con unos pequeños cambios llegaremos a ser H. Deus, dioses en una palabra. Una cosa es modificar genéticamente una semilla y otra lo es rediseñar todo el genoma de un Humano, el genoma que lleva millones de años de evolución para llegar hasta aquí. Las especies de primates que nos precedieron y que de ellos hemos heredado lo que tenemos, algunas de estas especies han “conseguido superar el millón de años, mientras que el H. Sapiens lleva tan solo 100.000 años y, mañana, cualquier virus, bacteria o cualquier mutación puede hacernos desaparecer, del mismo modo que han desparecido especies muy consolidadas después de sobrevivir más del millón de años.

Parece que algunos ya se creen dioses, nada nuevo en la historia humana.

--o--

[11’] Esa Ingeniería Biológica no va a estar esperando miles de años para que el proceso de la Selección Natural produzca estos Súper Humanos.

Encantados estaríamos todos de poder llegar a ser Súper Humanos, dioses, pero la realidad es que aun desconocemos cómo actúan el gen o los genes de miles de las llamadas enfermedades raras y ni siquiera podemos predecir con qué virus nos sorprenderá la próxima gripe hasta que no llega. La realidad es que cualquier virus, bacteria o mutación puede exterminar nuestra especie en uno, cien o cien mil años, tal como ha sucedido con las especies de homínidos que nos han precedido.   

--o--

[11’] La idea es sustituir el proceso de Selección Natural con el Diseño Inteligente para producir nuevos tipos de Humanos, Súper Humanos, algo que ya estamos empezando a hacer.

YNH va más allá, no le parece suficiente con “mejorar” el proceso de Selección Natural sino que hasta pretende sustituirlo, eliminarlo en favor del Diseño Inteligente…

                                   --o--

[14’] Otra forma de cambiar a los Humanos es más radical, construir Ciborgs. Establecer vínculos directos entre el cerebro y los ordenadores.

Si “mejorar” la Selección Natural es poco, si suprimirla a favor del Diseño Inteligente tampoco le parece suficiente a YNH, ahora plantea “cambiar” a los Humanos, es decir, crear una nueva especie de Humanos basada en lo que denomina Ciborgs, o sea, enlazar cerebros con ordenadores.

--o--

[14’] La Ingeniería Biológica sigue siendo un ámbito muy conservador porque está confinada a la Bioquímica de lo Orgánico, durante 4.000 m.a. toda la vida ha estado compuesta de sustancias orgánicas y la Ingeniería Biológica no tiene el propósito de cambiar nada de esto.

El principio de la vida más elemental comenzó hace 3.500 m.a. y se entiende por vida la vida orgánica, la de carne y hueso. Aun así YNH no está conforme con el modelo Humano, ni siquiera con lo que pudiera dar una razonable Ingeniería Biológica a favor de la salud, sino que reniega de lo que es la base de la vida, tanto del reino vegetal como del animal, la vida del Carbono, ese elemento químico que es el que participa de un modo tan importante en nuestra existencia y nos diferencia del reino mineral.

--o--

[15’] La Ingeniería de los Ciborg pretende ir más allá, pretende establecer conexiones de cuerpos orgánicos con partes, con piezas inorgánicas para empezar a tener, por ejemplo, ojos, oídos, manos biónicas. Y todo esto no es ciencia ficción, todo esto se está haciendo ya, hoy, con animales y con seres humanos.

En efecto, determinadas funciones sí pueden ser realizadas por artefactos más o menos sofisticados, que van desde la pata de palo, audífonos, hasta marcapasos, extremidades vinculadas con el sistema nervioso, dispositivos que suministran insulina u otros medicamentos, todos ellos interactúan con nuestro cuerpo, y esta relación no cabe duda que se podrá mejorar y mucho, pero no pasará de establecer una interrelación, nunca una sustitución, salvo en funciones muy concretas. Estos instrumentos realizan la función inversa de lo que hace, por ej., un electrocardiograma que registra en un gráfico los impulsos eléctricos del latido. Queda mucho por estudiar y por desarrollar en este campo, pero no parece que se pueda crear vida, y menos pretender vida inorgánica, dicho así y sin más argumentos.

--o--

[17’] Las manos Biónicas superarán a sus equivalentes orgánicas, una vez aprendamos a conectar el cerebro con una mano Biónica, y no hay límite, podemos tener cuatro o seis y no hace falta tener la mano conectada con el cuerpo, puedo tener dos en casa que pueden estar lavando los platos.

Según YNH la mano Biónica supera a la mano “orgánica”. Queda por saber si también puede sustituir a los sentidos (humanos) y tener sensibilidad, afectos y qué decir, por ej., de los órganos sexuales.

--o--

[20’] La forma más radical de cambiar a los Humanos y de cambiar la vida es crear formas de vida completamente inorgánicas, reemplazar el cerebro con ordenadores súper inteligentes que no estén basados en el Carbono y en la Bioquímica, sino en el Silicio, creando identidades inorgánicas.

En el camino hacia el Homo Deus YNH no tiene límite para la imaginación, pero tampoco puede obviar la realidad. Nuestra vida es orgánica, por definición. Si alguien quiere decapitarse y, en su lugar que le coloquen un ordenador no tiene más que hacer la prueba…

El segundo experimento consiste en cambiar la dieta, Carbono por Silicio, es decir, coma usted arena, que tiene mucho Silicio y pase de hidratos, proteínas y grasas. Esta es la receta de YNH.

--o--

[21’] Después de 4.000 millones de años en los que la vida conocida ha estado confinada al Reino de lo Orgánico, crearemos por primera vez formas de vida inorgánicas, podemos crear una forma de vida inorgánica basada en la química del Silicio y subir la consciencia Humana a un ordenador.

[22’] No solo será la mayor revolución de la historia, será también la mayor revolución de la Biología del principio de la vida, después de 4.000 millones de años.

[24’] Si cambiamos la vida Orgánica por la vida Inorgánica, todo es mucho más fácil, la esperanza de explorar otros planetas, de colonizar otros planetas, depende de que tengamos éxito en crear formas Inorgánicas.

Nadie sabe cómo se puede subir la consciencia humana a un ordenador…, tampoco se sabe cómo abandonar el Reino Orgánico. Si alguien pudiera salir del Reino Orgánico iría a parar al Reino Mineral, no hay más reinos.

--o--

[24’] Otra revolución muy importante como resultado de adelantos en la Biotecnología es que los seres Humanos tendremos una posibilidad real de poder vivir una vida eterna. Siempre se ha soñado con la inmortalidad de los seres Humanos.

¿Esto es ciencia o es religión? Menos mal que YNH se confiesa ateo.

--o--

[25’] La ciencia está redefiniendo el sentido de la muerte.

[26’] La muerte es un problema técnico, la gente muere por algún problema técnico y, según la ciencia, todos los problemas técnicos tienen una solución técnica. La muerte está dejando de ser un fenómeno existencial, metafísico, para ser un problema técnico.Ahora hay un par de chicos en el laboratorio que pueden conseguir que vivamos eternamente, y esto ya no es ciencia ficción, esto es ciencia de la más auténtica”.

[28’] Ahora podemos utilizar la ingeniería para resolver el problema técnico de la muerte, no es una fantasía sino que es un negocio más serio, es la transformación de la sociedad Humana.

Es decir, Cibors por médicos. Menudo negocio para los curanderos y pseudocientíficos. Más allá de la Ciencia está la intencionalidad manifiesta del Neolenguaje del “Gran Hermano”.

--o--

[30’] En el pasado no había diferencia Biológica entre los reyes y los campesinos, en unos 100 o 150 años, debido a estos avances en la Ingeniería de los Ciborgs y en Ingeniería Genética, será posible traducir la desigualdad económica en desigualdad Biológica. La inmortalidad se convertirá en algo muy importante y la desigualdad en algo cada vez menos importante. A la vez que tendremos esa élite superior Humana, las masas de la gente perderán su poder económico y político y podremos ver la creación de una clase, la clase de los innecesarios, personas que no tienen importancia económica ni poder político debido a la aparición de la Inteligencia Artificial.

La clase de los innecesarios ya hace tiempo que existe sin necesidad de ninguna Inteligencia Artificial, para ello basta con el abuso de poder, la invasión y ocupación de territorios, el expolio de recursos, la explotación laboral, deslocalización, etc.

--o--

[32’] Hoy ciertos gremios tienen algún poder político porque se unen en sindicatos y tienen una fuerza económica y política, pero en 15 o 20 años, todo este poder estará en las manos de un reducido número de personas que serán los propietarios de las corporaciones de los Algoritmos que conducen los automóviles. Tendremos una élite que concentrará todo ese poder y, por otro lado, tendremos una clase masiva de personas innecesarias que no tienen trabajo y que son inempleables, que no pueden ocupar ningún puesto de trabajo.

[36’] Lo único que conocemos es que el mercado laboral dentro de 30 años va a ser completamente distinto.

Todo esto es cierto y además es lo que ya hay hoy, y será lo que habrá en el futuro con el modelo que YNH pronostica, pero está por ver qué sucederá mañana y dentro de 30 años.

--o--

[40’] La política en el siglo XX ha sido el campo de distintas visiones, entre comunistas, entre nazistas, con distintas visiones de futuro, pero en el siglo XXI ningún partido político tiene una visión relevante o importante de nuestro futuro dentro de 30 o 40 años.

[41’] Los Gobiernos simplemente son gestores, han dejado de ser líderes, los líderes piensan en el futuro, se centran en gestionar el negocio del país. Todo lo que aparece en el Homo Deus no son profecías, no quiero predecir el futuro, simplemente quiero ofrecer distintas posibilidades.

Sin aportar ningún argumento también pronostica en el terreno de la sociología, de la política y de la política económica, cómo no.

—o--

[44’] Lo que es cierto en el futuro es que veremos una revolución dramática en el mundo dentro y fuera de nosotros mismos, no sabemos las consecuencias pero en lo que queda de este siglo empezaremos a cambiar nuestros cuerpos, cerebros y nuestras mentes de manera más radical que nunca antes a lo largo de la historia. Pienso que somos uno de los últimos Homo Sapiens, una especie que desaparecerá en el próximo siglo y que será sustituida por una raza totalmente distinta de seres que serán mejores o peores, esta es una pregunta abierta.

Como no podría ser de otra modo, YNH termina como mejor sabe, reiterando sus profecías y, repitiéndose una y otra vez, con las mismas fábulas pseudocientíficas.

----ooo-----

3. Resumen, a modo de conclusión

Sobre el contenido de la teoría poco más que decir y, por supuesto, nada que el propio lector no haya podido deducir de tanto axioma. Asusta pensar cómo y a quién se otorgan titulaciones en Oxford pero, no tanto, que pueda impartir docencia, aunque sea en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Clases sociales ya las hay y sus diferencias cada vez son mayores. Por si esto no fuera suficiente, YNH apuesta por incrementarlas con sus inventos en los que, primero, pretende sustituir la Selección Natural por la Ingeniería Biológica y, posteriormente, por la Ingeniería Biónica en la que sustituye el Carbono por el Silicio para así conquistar la inmortalidad. Y, como efectos colaterales, aparece la clase social de personas a los que denomina como innecesarios o inempleables, ya que carecen de poder económico y de poder político. Unas personas a las que califica y define como desposeídas, sin vida y sin sitio en esta nueva sociedad de los inmortales y que, por supuesto, sobran, están demás y, a las que se supone, habrá que eliminar.

Nada nuevo. George Orwel, en su novela “1984” ya describía una sociedad aberrante y clasista al servicio del poder político y económico del “Gran Hermano”. Describía un mundo distópico en el que el Ministerio de la Verdad, utilizando una lengua propia, la Neolengua, reescribía la realidad para ponerla al servicio del sistema dirigido por el Líder Supremo. Aquí, los protagonistas, Winston Smith, trabajador del Ministerio, junto con su compañera Julia, pagan cara su rebeldía, al contrario que YNH que intenta reescribir los millones de años de la evolución humana para, de este modo, idear una nueva sociedad más distópica, si cabe, y haciendo apología de una mayor desigualdad social e incluso sugiriendo el exterminio (genocidio) de los que califica como “innecesarios”. Algo parecido a lo que, años antes, describe Aldous Huxley en su novela “Un mundo feliz” en la que, mediante manipulación genética, se pretende crear una sociedad conformista y clasista. Como si lo que ya hay no fuera suficientemente clasista.

A lo largo de la conferencia de YNH van apareciendo una serie de imágenes entre las que destaca y sorprende, por su mensaje subliminal, diría yo, el retrato de Marx y debajo los subtítulos:

“El alzamiento de las clases innecesarias”

“Qué hacer con los miles de millones (billones en inglés) de humanos innecesarios”

El problema para el futuro, según se puede deducir de las teorías de YNH, es que si los ricos no se van a morir nunca y van a vivir eternamente, dentro de un tiempo habrá tantos ricos viviendo en esa “eternidad” que no se sabe bien cómo se va a resolver la inevitable cuestión de que para que haya ricos tiene que haber pobres, porque alguien tendrá que trabajar aunque solo sea para construir y reparar los Ciborgs, esos ordenadores que las élites inmortales tendrán a modo de cabezas pensantes. Y, si para colmo, en esa vida inorgánica y eterna de Silicio, los ricos se siguen reproduciendo el problema se agrava, salvo que hagan limpieza étnica con los sobrantes de vez en cuando, como ya se está haciendo ahora o que como a los innecesarios, se los deje a su suerte o directamente se los liquide.

Su mensaje social, y su deseo, es muy claro: predice un futuro hacia una reducida sociedad de élites y un sobrante de inempleables, de innecesarios.

No se explica, o sí, cómo con este barullo de pseudociencia y de una ignorancia manifiesta acerca de la paleontología, de la antropología, de la biología, de la genética, de afirmaciones y deducciones sin fundamento científico alguno, de profecías y, además, con este mensaje inequívocamente clasista y antisocial, ha podido llegar a vender millones de libros, a tener millones de lectores y, cómo no, a tener una cohorte de aplaudidores, críticos y aduladores que asusta y, claro, no es de extrañar el apoyo y aplauso explícito de personajes como Obama, Bill Gates, Macron y Angela Merkel, personajes tipo “Gran Hermano” sacados de “Orwel 1984”, Líderes Supremos que dominan a la perfección la Neolengua neoliberal con la que nos adoctrinan. Así nos va, y todo indica que nos irá peor, de momento.

Nota: Imágenes, captura de pantalla del vídeo citado

Top