Poesía en la luna



La cara oculta de la luna ya no es sólo de Pink Floyd. Ahora, también es de China. El mundo se ha sorprendido y, al mismo tiempo, Occidente se ha sentido un poquito más insignificante. El paso dado por China es de gigante, otra vez. Pero ¿os habéis preguntado qué significan los nombres de la nave y del vehículo espacial? Chang'e-4 (lo que significa que hay otros tres anteriores) y Yutu-2. El tres y el uno, respectivamente, ya estuvieron en la luna en 2013-en la cara que vemos desde la Tierra- en la misión experimental con la que se ha preparado ésta y que se inició en 2004. Chang E es el nombre del proyecto de exploración lunar de China. Primera foto, el Chang'e-4, segunda, el Yutu-2.

 

 


Chang E es la mujer de la luna en la mitología china. Yutu es su conejo de jade. Poesía pura. Entreteneos en buscar la historia de Chang E, porque hay al menos tres leyendas sobre ella aunque es como la mujer de la luna como más se la conoce. De hecho, en China hay una celebración con pasteles que la recuerda el 15 de agosto.


Ese día es costumbre comer yuebing (torta de luna, literalmente), dulce y deliciosa, entre toda la familia, que se junta un poco como se suele hacer en el occidente cristiano en el 24 de diciembre con la navidad. Se venden en unas maravillosas cajas metálicas.

 

 

 

El hito de China alcanzando la cara oculta de la luna es histórico, como ha querido enfatizar con los nombres elegidos para su proyecto. El aterrizaje se ha programado para que el vehículo funcionase con energía solar para al aterrizaje, ya que ha tenido que ser casi vertical debido a la zona donde lo ha hecho.


Pero ha sido otro más, el más sonado sin duda, de un programa espacial que en 2018 supuso 37 lanzamientos exitosos y uno fallido, más del doble que en 2017 que fueron 18 lanzamientos. Toda una demostración de la capacidad de expansión de China en aspectos civiles, comerciales y militares y la constatación de que tiene planes muy serios a largo plazo para el espacio. Esta cifra significa que ha sobrepasado, con mucho, a Rusia y a EEUU en lanzamientos espaciales durante el año pasado. Bien es cierto que está muy por detrás de estos dos países, pero a medio plazo estarán a la par.

Y ya que hablo de esto, otro dato: el año que acaba de terminar lo hace con la incorporación de otros 6 países al Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII): Argelia, Ghana, Libia, Marruecos, Togo y Serbia. Esto hace un total de 93 países los que forman ya la alternativa clara al FMI puesto que concedió el año pasado, entre otros, préstamos a India, Turquía y Egipto en condiciones más ventajosas que las que suele ofrecer el Banco Mundial o el propio FMI.

http://elterritoriodellince.blogspot.com/

Top