Asturias, en Arnao. Paleogeografía, Paleoclimatología, Paleoecología

Asturias, antes del hombre, hace casi 400 millones de añosFig. 1

Fig. 1. Ubicación del afloramiento de Arnao y columna estratigráfica (según Arbizu et al., 1993) de la Formación Aguión en el yacimiento con la unidad específica de donde provienen los especímenes.

 

La autora principal, Consuelo Sendino, trabaja en el Museo de Historia Natural de Londres (https://www.nhm.ac.uk/our-science/departments-and-staff/staff-directory/consuelo-sendino.html) y acaba de publicar, junto con un compañero español y otro americano, un caso científico de Asturias que ha salido en una de las mejores revistas científicas de paleontología.
Es el primer caso que se cita de intercrecimiento de corales con briozoos en un arrecife fósil que está cerca de Gijón. Seguramente esta asociación se dio por un sobrepoblamiento del arrecife hace más de 460 millones de años, cuando Asturias se situaba en el hemisferio sur, entre −25° y −30° de latitud.

https://lnkd.in/gcxJXzp
https://lnkd.in/gJzc_qD

Una asociación de briozoos cistoporados con corales rugosos del Devónico Inferior del noroeste de España

https://doi.org/10.1016/j.palaeo.2019.06.002


Resumen de la publicación:

Aquí se describe una nueva asociación de briozoos cistoporados con corales rugosos del Devónico del noroeste de España. Esta es la primera evidencia del Devonico mundial de crecimiento en simbiosis de briozoos cistoporados con corales rugosos. En este caso, los briozoos proporcionaron un sustrato adecuado para el asentamiento de corales, que posteriormente fueron incrustados por los briozoos. La hipótesis del crecimiento entre los organismos vivos se apoya en la ausencia de incrustación de los cálices de coral rugoso por parte de los briozoos cistoporados. Sugerimos que la asociación fue específica y desarrollada a través de la mediación química. Esta simbiosis era facultativa para los briozoos, pero probablemente no para los corales. La asociación proporcionó al briozoo sustrato adicional para la incrustación, así como la protección de ciertos depredadores, y permitió que los corales rugosos creciesen en un entorno fangoso y se beneficiaran de las corrientes producidas por los briozoos para su alimentación.

Ver artículo completo: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0031018219303244?dgcid=author#!

Top