Los investigadores alertan del peligro de «colapso» de la ciencia española en 2011

Los investigadores alertan del peligro de «colapso» de la ciencia española en 2011

 

 

El portavoz de los científicos, Joan Guinovart, dice que el proyecto de ley de la ministra Garmendia «tiene niveles de generalidad inaceptables»


«Si continúa la tendencia de reducir los presupuestos, el sistema de investigación español se colapsará en el año 2011». Los científicos españoles pidieron ayer al Ministerio de Ciencia e Innovación que modifique el anteproyecto de ley de la Ciencia, que previsiblemente aprobará hoy el Consejo de Ministros, porque «tiene enormes carencias y no resuelve los graves problemas de la investigación y la ciencia. No va a servir para darle a la ciencia española la competitividad que requiere ya que falta una apuesta clara y prioritaria por la calidad, la internacionalidad y la competitividad.

Así lo afirmó ayer la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), organismo que agrupa a 30.000 científicos de toda España y que presentó las conclusiones del estudio, avanzado ayer por LA NUEVA ESPAÑA, que ha llevado a cabo sobre la ley que prepara el Gobierno una comisión presidida por el matemático asturiano Juan Luis Vázquez. «Busquemos el consenso. Todavía hay tiempo para realizar cambios en la misma durante su trámite parlamentario», pidió Vázquez en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado entre otros por el presidente de la COSCE, Joan Guinovart, «y hagamos una buena ley porque la que conocemos no plantea los problemas de la ciencia o lo hace a un nivel de generalidad inaceptable».

El informe elaborado por la COSCE detecta los principales problemas a los que se enfrenta la ciencia española y que no resuelve el anteproyecto preparado por el equipo que dirige Cristina Garmendia. Entre ellos destaca la necesidad de «buscar un camino de excelencia» en un sistema de investigación que, en la actualidad, es amplio pero no suficientemente competitivo. En palabras de Joan Guinovart, «la ley nos tiene que permitir luchar por los premios Nobel y ese espíritu está ausente en el articulado».

Además incide en la necesidad de adaptar el sistema de investigación y dotarlo de la coordinación necesaria por la existencia de las comunidades autónomas, «si no queremos convertir un sistema en 17 sistemas distintos». Igualmente, los científicos exigen ampliar la flexibilidad, la movilidad y la inserción de profesionales excelentes. Por último, los científicos clamaron por la necesidad de «mejorar» el contacto profesional con el sector privado, la industria y la sociedad.

La COSCE remarcó con preocupación la gran «indefinición», tanto «en los contenidos como en los plazos de creación», para dos instituciones clave del sistema como son el Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Agencia Estatal de Investigación». Así, «el anteproyecto está en un nivel de intenciones e ideas generales, pero los problemas reales no se resuelven sólo con intenciones». Como diríamos los asturianos, sentenció Juan Luis Vázquez, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, «tenemos la pomarada muy mal cuidada y toda llena de maleza».

La COSCE también presentó ayer el informe que ha elaborado sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2010 en materia de ciencia. Un informe que concluye que los recursos sufren un recorte del 4,1% respecto a los presupuestos del año anterior, de 9.673,04 millones de euros a 9.274,17, lo que supone un alejamiento por segundo año consecutivo del objetivo establecido en el VI Plan nacional de I+D+i, por el que el Gobierno se comprometía a mantener un incremento presupuestario del 16% anual hasta el año 2011. «Se observa una desatención para financiar la investigación», concluye la COSCE.

 

No ejecutar 1.500 millones de euros

La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) denunció que el Ministerio de Ciencia no ha ejecutado el 22 por ciento del presupuesto de 2009, que asciende aproximadamente a 1.500 millones de euros, un remanente que se devuelve al Tesoro Público. Los científicos explicaron que la ejecución media presupuestaria de todos los ministerios ronda el 95 por ciento, un porcentaje que en el caso del departamento que dirige Cristina Garmendia ha sido de poco más del 77%.

Juan Luis Vázquez, catedrático de Matemáticas de la Univ. Autónoma de Madrid.

Lne.es

Top