Craig Venter logra vida artificial, Grupo ETC llama a moratoria sobre biología sintética

Sintia está viva … ¡y reproduciéndose! ¿Panacea o caja de Pandora?
 
Mientras Craig Venter anuncia que logró hacer vida en su laboratorio,
el Grupo ETC llama a una moratoria global sobre la biología sintética


En un documento publicado hoy en la revista Science, el Instituto J. Craig
Venter y Synthetic Genomics, Inc anunciaron la creación en laboratorio del
primer organismo autoreplicante cuyo genoma completo fue construido desde
cero por una máquina. (1) La construcción de este organismo sintético, que
el Grupo ETC previó y apodó “Sintia” hace tres años, provocará acalorada
controversia sobre la ética de construir vida artificial y las
implicaciones del muy desconocido campo de la biología sintética.

¿Panacea? Según la publicación de hoy, Sintia podría significar una enorme
ventaja para la producción de agrocombustibles de segunda generación,
haciendo posible, en teoría, alimentar a la gente y a los coches
simultáneamente. El artículo incluso sugiere que Sintia o la biología
sintética, podrían ayudar a limpiar el ambiente, salvarnos del cambio
climático, y trabajar en la crisis alimentaria. “Sintia no es una
ventanilla única para resolver todas nuestras penurias sociales”, protesta
Pat Mooney, director del Grupo ETC, una organización internacional de la
sociedad civil especializada en monitorear las tecnologías, con sede en
Canadá. “Es más probable que surjan muchos nuevos tipos de problemas que
los gobiernos y la sociedad no están preparados para enfrentar.”

¿Caja de Pandora? “Éste es el momento paradigmático de la caja de Pandora.
Como cuando se logró la separación del átomo o la clonación de la oveja
Dolly. Tendremos que lidiar con la repercusiones inesperadas de este
alarmante experimento”, comenta Jim Thomas del Grupo ETC. “La biología
sintética es un campo lucrativo de alto riesgo: busca construir organismos
de partes de las que se conoce todavía muy poco.(2) Sabemos que las formas
de vida creadas en laboratorio pueden escapar, convertirse en armas
biológicas y que su utilización amenaza la biodiversidad natural existente.
Aún más preocupante, Craig Venter está entregando su poderosa tecnología a
la industria más irresponsable y depredadora del ambiente: se asoció con
las petroleras BP y Exxon para apurar la comercialización de formas de vida
artificiales.”(3)

La biología sintética se refiere a la construcción de nuevas formas de vida
utilizando ADN sintético fabricados de compuestos químicos disponibles en
el mercado —una forma de “ingeniería genética extrema”. El equipo detrás
del anuncio de hoy, encabezado por el controvertido científico y magnate
Craig Venter, tiene por socios a una empresa privada, Synthetic Genomics
Inc, con el respaldo financiero del gobierno de Estados Unidos y los
gigantes de la energía BP y Exxon. Synthetic Genomics anunció recientemente
una alianza de investigación e inversión por $600 millones de dólares
además de la inversión que hiciera en 2007 BP por una cantidad no revelada.
Venter, quien encabezó el sector privado del proyecto para secuenciar el
genoma humano hace 10 años, ya solicitó patentes relacionadas con la
tecnología de Sintia.(4)

Aunque hay promotores de alto perfil de la biología sintética que ocupan
ahora puestos clave en la administración de Obama (5), sigue sin existir un
monitoreo apropiado, nacional o internacional, de las nuevas tecnologías,
de alto riesgo, que pueden tener vastas implicaciones para la humanidad y
el mundo natural. En 2006, el Grupo ETC se unió a otras organizaciones para
exigir una supervisión formal, abierSintia está viva … ¡y reproduciéndose!
¿Panacea o caja de Pandora?

Mientras Craig Venter anuncia que logró hacer vida en su laboratorio,
el Grupo ETC llama a una moratoria global sobre la biología sintética

En un documento publicado hoy en la revista Science, el Instituto J. Craig
Venter y Synthetic Genomics, Inc anunciaron la creación en laboratorio del
primer organismo autoreplicante cuyo genoma completo fue construido desde
cero por una máquina. (1) La construcción de este organismo sintético, que
el Grupo ETC previó y apodó “Sintia” hace tres años, provocará acalorada
controversia sobre la ética de construir vida artificial y las
implicaciones del muy desconocido campo de la biología sintética.

¿Panacea? Según la publicación de hoy, Sintia podría significar una enorme
ventaja para la producción de agrocombustibles de segunda generación,
haciendo posible, en teoría, alimentar a la gente y a los coches
simultáneamente. El artículo incluso sugiere que Sintia o la biología
sintética, podrían ayudar a limpiar el ambiente, salvarnos del cambio
climático, y trabajar en la crisis alimentaria. “Sintia no es una
ventanilla única para resolver todas nuestras penurias sociales”, protesta
Pat Mooney, director del Grupo ETC, una organización internacional de la
sociedad civil especializada en monitorear las tecnologías, con sede en
Canadá. “Es más probable que surjan muchos nuevos tipos de problemas que
los gobiernos y la sociedad no están preparados para enfrentar.”

¿Caja de Pandora? “Éste es el momento paradigmático de la caja de Pandora.
Como cuando se logró la separación del átomo o la clonación de la oveja
Dolly. Tendremos que lidiar con la repercusiones inesperadas de este
alarmante experimento”, comenta Jim Thomas del Grupo ETC. “La biología
sintética es un campo lucrativo de alto riesgo: busca construir organismos
de partes de las que se conoce todavía muy poco.(2) Sabemos que las formas
de vida creadas en laboratorio pueden escapar, convertirse en armas
biológicas y que su utilización amenaza la biodiversidad natural existente.
Aún más preocupante, Craig Venter está entregando su poderosa tecnología a
la industria más irresponsable y depredadora del ambiente: se asoció con
las petroleras BP y Exxon para apurar la comercialización de formas de vida
artificiales.”(3)

La biología sintética se refiere a la construcción de nuevas formas de vida
utilizando ADN sintético fabricados de compuestos químicos disponibles en
el mercado —una forma de “ingeniería genética extrema”. El equipo detrás
del anuncio de hoy, encabezado por el controvertido científico y magnate
Craig Venter, tiene por socios a una empresa privada, Synthetic Genomics
Inc, con el respaldo financiero del gobierno de Estados Unidos y los
gigantes de la energía BP y Exxon. Synthetic Genomics anunció recientemente
una alianza de investigación e inversión por $600 millones de dólares
además de la inversión que hiciera en 2007 BP por una cantidad no revelada.
Venter, quien encabezó el sector privado del proyecto para secuenciar el
genoma humano hace 10 años, ya solicitó patentes relacionadas con la
tecnología de Sintia.(4)

Aunque hay promotores de alto perfil de la biología sintética que ocupan
ahora puestos clave en la administración de Obama (5), sigue sin existir un
monitoreo apropiado, nacional o internacional, de las nuevas tecnologías,
de alto riesgo, que pueden tener vastas implicaciones para la humanidad y
el mundo natural. En 2006, el Grupo ETC se unió a otras organizaciones para
exigir una supervisión formal, abierta e incluyente sobre la biología
sintética (6) y desde entonces han llamado a un alto global sobre la
investigación y comercialización en ese campo, hasta que se concrete el
desarrollo de las regulaciones globales. El Grupo ETC reitera ahora esa
demanda en la reunión del organismo científico del Convenio sobre
Diversidad Biológica de Naciones Unidas en Nairobi, al que asisten más de
100 gobiernos. (7)

¿Pandemonium? La falta de reglas globales que gobiernen el campo de la
biología sintética también preocupa a muchos gobiernos que se ponen al día
en el asunto durante los debates sobre biodiversidad en Nairobi. Mundita
Lim de la delegación de Filipinas, expresó las preocupaciones de su país
“por los serios impactos potenciales de la biología sintética sobre la
biodiversidad… pensamos que no debe haber liberación de vida artificial,
células o genomas en el ambiente hasta que se hayan realizado evaluaciones
científicas de manera transparente y abierta mediante procesos de
participación que involucren a todas las Partes y a las comunidades locales
e indígenas que son las potenciales afectadas por estas formas de vida
sintética, que pueden tener  consecuencias desconocidas sobre la
biodiversidad, el ambiente y las formas de vida relacionadas al
mantenimiento de la biodiversidad.” El anuncio de hoy renueva la urgencia
de debatir sobre la biología sintética y presenta un ejemplo dramático de
la necesidad de una supervisión pública rigurosa sobre las nuevas
tecnologías antes de que se permita su liberación en el ambiente o su
comercialización.


-30-

---
1) Science 20 de mayo de 2010, "Creation of a Bacterial Cell Controlled by
a Chemically Synthesized Genome," por D. Gibson; J.I. Glass; C. Lartigue;
V.N. Noskov; R.-Y. Chuang; M.A. Algire; M.G. Montague; L. Ma; M.M. Moodie;
C. Merryman; S. Vashee; R. Krishnakumar; N. Assad-Garcia; C.
Andrews-Pfannkoch; E.A. Denisova; L. Young; Z.-Q. Qi; T.H. Segall-Shapiro;
C.H. Calvey; P.P. Parmar; J.C. Venter at J. Craig Venter Institute in
Rockville, MD; G.A. Benders; C.A. Hutchinson III; H.O. Smith; J.C. Venter
en el J. Craig Venter Institute en San Diego, CA.   El documento reconoce
el “generoso financiamiento” de Synthetic Genomics Inc para este trabajo,
indica que tres de los líderes del equipo científico tienen puestos
ejecutivos en Synthetic Genomics Inc y que el J Craig Venter Institute
mismo cuenta con acciones en Synthetic Genomics Inc.

2) Para un panorama gráfico de los inversionistas detrás de Synthetic
Genomics, Inc, ver el cartel del Grupo ETC de 2007: “Los hombres y el
dinero detrás de Synhtia” http://www.etcgroup.org/es/node/4802

3) Algunos detalles del trato entre Synthetic Genomics y BP pueden
consultarse en  http://www.syntheticgenomics.com/media/bpfaq.html y sobre
su acuerdo con Exxon Mobil: http://nyti.ms/sf5A6

4) Boletín de prensa del Grupo ETC del 7 de junio de 2007: Adiós Dolly…
¡Hola Sintia!
El Instituto J. Craig Venter busca patentar el primer ser vivo artificial
creado en un laboratorio
http://www.etcgroup.org/es/node/632

5) El secretario de energía de Estados Unidos, Steven Chu, fue apodado por
la prensa  “el secretario de la biología sintética” al ser asignado para el
cargo el año pasado (ver http://bit.ly/9pMDp8), en congruencia con su cargo
previo como jefe del Lawrence Berkeley National Lab, donde sancionó una
inversión de $600 millones de dólares de BP para los laborartorios de
biología sintética de la universidad. En la otra cara del negocio se
encuentra el científico en jefe de BP, Steve Koonin, ahora subsecretario de
ciencia del Departamento de Energía. Se sabe que Koonin fue punta de lanza
en la inversión de BP en Synthetic Genomics Inc.

6) Carta abierta sobre biología sintética por grupos de la sociedad civil,
mayo de 2006: http://www.etcgroup.org/en/node/7

7) El Grupo ETC actualmente tiene tres de sus miembros en Nairobi en la
reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y
Tecnológico del Convenio sobre Biodiversidad de Naciones Unidas (OSACTT
14). El tema de la biología sintética se encuentra en discusión bajo un
ítem relacionado con los riesgos para la biodiversidad de la próxima
generación de agrocombustibles.



El Grupo ETC ha monitoreado los desarrollos en biología sintética durante
los últimos cinco años y ha sido pionero en el activismo en torno a ese
tema. En 2006 nos unimos a docenas de otras organizaciones de la sociedad
civil para protestar contra los planes de autorregulación de la biología
sintética. En 2007 publicamos la primera introducción crítica al tema :
“Ingeniería genética extrema” (disponible en
http://www.etcgroup.org/es/node/603). También denunciamos los planes de J.
Craig Venter y sus colegas para patentar su organismo sintético, que
apodamos “Sintia”. Un archivo completo de los documentos del Grupo ETC,
informes y boletines de prensa sobre el tema se encuentra en
http://www.etcgroup.org/es/los_problemas/biologia_sintetica
y video, audio y recursos gráficos se encuentran en
http://www.etcgroup.org/en/materials/video_audio_library
El Grupo ETC tiene a tres de sus integrantes en Nairobi, en la reunión del
organismo científico del Convenio sobre Diversidad Biológica (OSACTT 14).
Los temas que actualmente se discuten incluyen los riesgos a la
biodiversidad de la próxima generación de biocombustibles y las nuevas
amenazas a la biodiversidad.ta e incluyente sobre la biología
sintética (6) y desde entonces han llamado a un alto global sobre la
investigación y comercialización en ese campo, hasta que se concrete el
desarrollo de las regulaciones globales. El Grupo ETC reitera ahora esa
demanda en la reunión del organismo científico del Convenio sobre
Diversidad Biológica de Naciones Unidas en Nairobi, al que asisten más de
100 gobiernos. (7)

¿Pandemonium? La falta de reglas globales que gobiernen el campo de la
biología sintética también preocupa a muchos gobiernos que se ponen al día
en el asunto durante los debates sobre biodiversidad en Nairobi. Mundita
Lim de la delegación de Filipinas, expresó las preocupaciones de su país
“por los serios impactos potenciales de la biología sintética sobre la
biodiversidad… pensamos que no debe haber liberación de vida artificial,
células o genomas en el ambiente hasta que se hayan realizado evaluaciones
científicas de manera transparente y abierta mediante procesos de
participación que involucren a todas las Partes y a las comunidades locales
e indígenas que son las potenciales afectadas por estas formas de vida
sintética, que pueden tener  consecuencias desconocidas sobre la
biodiversidad, el ambiente y las formas de vida relacionadas al
mantenimiento de la biodiversidad.” El anuncio de hoy renueva la urgencia
de debatir sobre la biología sintética y presenta un ejemplo dramático de
la necesidad de una supervisión pública rigurosa sobre las nuevas
tecnologías antes de que se permita su liberación en el ambiente o su
comercialización.


-30-

---
1) Science 20 de mayo de 2010, "Creation of a Bacterial Cell Controlled by
a Chemically Synthesized Genome," por D. Gibson; J.I. Glass; C. Lartigue;
V.N. Noskov; R.-Y. Chuang; M.A. Algire; M.G. Montague; L. Ma; M.M. Moodie;
C. Merryman; S. Vashee; R. Krishnakumar; N. Assad-Garcia; C.
Andrews-Pfannkoch; E.A. Denisova; L. Young; Z.-Q. Qi; T.H. Segall-Shapiro;
C.H. Calvey; P.P. Parmar; J.C. Venter at J. Craig Venter Institute in
Rockville, MD; G.A. Benders; C.A. Hutchinson III; H.O. Smith; J.C. Venter
en el J. Craig Venter Institute en San Diego, CA.   El documento reconoce
el “generoso financiamiento” de Synthetic Genomics Inc para este trabajo,
indica que tres de los líderes del equipo científico tienen puestos
ejecutivos en Synthetic Genomics Inc y que el J Craig Venter Institute
mismo cuenta con acciones en Synthetic Genomics Inc.

2) Para un panorama gráfico de los inversionistas detrás de Synthetic
Genomics, Inc, ver el cartel del Grupo ETC de 2007: “Los hombres y el
dinero detrás de Synhtia” http://www.etcgroup.org/es/node/4802

3) Algunos detalles del trato entre Synthetic Genomics y BP pueden
consultarse en  http://www.syntheticgenomics.com/media/bpfaq.html y sobre
su acuerdo con Exxon Mobil: http://nyti.ms/sf5A6

4) Boletín de prensa del Grupo ETC del 7 de junio de 2007: Adiós Dolly…
¡Hola Sintia!
El Instituto J. Craig Venter busca patentar el primer ser vivo artificial
creado en un laboratorio
http://www.etcgroup.org/es/node/632

5) El secretario de energía de Estados Unidos, Steven Chu, fue apodado por
la prensa  “el secretario de la biología sintética” al ser asignado para el
cargo el año pasado (ver http://bit.ly/9pMDp8), en congruencia con su cargo
previo como jefe del Lawrence Berkeley National Lab, donde sancionó una
inversión de $600 millones de dólares de BP para los laborartorios de
biología sintética de la universidad. En la otra cara del negocio se
encuentra el científico en jefe de BP, Steve Koonin, ahora subsecretario de
ciencia del Departamento de Energía. Se sabe que Koonin fue punta de lanza
en la inversión de BP en Synthetic Genomics Inc.

6) Carta abierta sobre biología sintética por grupos de la sociedad civil,
mayo de 2006: http://www.etcgroup.org/en/node/7

7) El Grupo ETC actualmente tiene tres de sus miembros en Nairobi en la
reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y
Tecnológico del Convenio sobre Biodiversidad de Naciones Unidas (OSACTT
14). El tema de la biología sintética se encuentra en discusión bajo un
ítem relacionado con los riesgos para la biodiversidad de la próxima
generación de agrocombustibles.



El Grupo ETC ha monitoreado los desarrollos en biología sintética durante
los últimos cinco años y ha sido pionero en el activismo en torno a ese
tema. En 2006 nos unimos a docenas de otras organizaciones de la sociedad
civil para protestar contra los planes de autorregulación de la biología
sintética. En 2007 publicamos la primera introducción crítica al tema :
“Ingeniería genética extrema” (disponible en
http://www.etcgroup.org/es/node/603). También denunciamos los planes de J.
Craig Venter y sus colegas para patentar su organismo sintético, que
apodamos “Sintia”. Un archivo completo de los documentos del Grupo ETC,
informes y boletines de prensa sobre el tema se encuentra en
http://www.etcgroup.org/es/los_problemas/biologia_sintetica
y video, audio y recursos gráficos se encuentran en
http://www.etcgroup.org/en/materials/video_audio_library
El Grupo ETC tiene a tres de sus integrantes en Nairobi, en la reunión del
organismo científico del Convenio sobre Diversidad Biológica (OSACTT 14).
Los temas que actualmente se discuten incluyen los riesgos a la
biodiversidad de la próxima generación de biocombustibles y las nuevas
amenazas a la biodiversidad.

Top