El Gobierno de Asturias confirma el tolerante protocolo de contaminación del aire

 

 

Hoy se publica en el Bopa el Protocolo de actuación en episodios de contaminación del aire  del Principado de Asturias que sigue siendo un coladero para que sigan contaminado las empresas sin control como hasta ahora.

Solo se van a tener en cuenta para aplicar el protocolo  los datos de una parte de las estaciones públicas del Principado y no se valoren  los datos de la red de estaciones de los Ayuntamientos, Empresas y  Puertos, estaciones que son homologadas y quere mos recordamos tienen la obligación de ser auditadas por una empresa externa (supervisada por el Principado) todos los años, que certifica su idoneidad. Debemos recordar que hay muchos concejos donde no hay red pública de estaciones y donde resulta evidente que hay un grave problema de contaminación del aire, de acuerdo a los datos proporcionados por las estaciones privadas, caso de los concejos de; Gozón, Corvera, Carreño, Tineo, Navia y Morcin. 

Resulta sorprendente que no se tenga en cuenta el benceno, a pesar de que somos con diferencia el sitio más contaminado de España en este contaminante, eso que tenemos fuentes de este contaminante sin controlar como las baterías de Ciaño en Langreo, o las baterías de Avilés.

Resulta sorprendente que no se ponga limite a los picos de contaminación a pesar de que un estudio epidemiológico  publicado en el año 2016 por el Principado en las 3 zonas urbanas más grandes de Asturias mostró que hay una relación entre los picos de contaminación en las zonas y la frecuencia de ingresos hospitalarios por causas respiratorias y cardiovasculares. Los niveles de activación del protocolo deben ser preventivos para proteger la salud de la ciudadanía. Es decir, la meta es reducir los ingresos a hospitales debido a la mala calidad del aire además de evitar empeoramientos en la salud de la gente más vulnerable a sus efectos nocivos, hospitalizados o no, como los niños y las personas con problemas respiratorios.  Cosa que no se ha echo.

Resulta sorprendente que los niveles de activación del protocolo sean tan tolerantes, porque  deberian  ser preventivos para que sirvan para proteger la salud de la ciudadanía y por tanto deben iniciar la alerta con los limites diarios para las partículas fijados por la OMS. La razón de una alerta es  prevenir o reducir la exposición a las toxinas cuando están presentes, no la de informar después de haberla padecido como hace este protocolo.

 Se ha renunciado a poner unos  umbrales de información y alerta establecidos en la legislación vigente y en numerosos protocolos de actuación con motivo de situaciones excepcionales de contaminación atmosférica y con la finalidad de advertir a la población sensible cuando se produzcan elevados niveles horarios, creemos necesario que se implanten “umbrales de alerta” cuando se generen elevados picos de contaminación, en los que se procederá de forma inmediata a avisar de la situación a la población del entorno. Aqui se permiten valores espectaculares que nunca se alcanzaron para no tener que aplicar protocolo alguno.

Resulta sorprendente que se propongan medidas paliativas a los productores, pero no medidas  de prevención para  minimizar la exposición de la población  si se alcanza el nivel 2.

Resuslta sorprendente que el Protocolo no incluya un sistema adecuado de avisos a la población y actores implicados para los umbrales de alerta por contaminación (SMS, aplicaciones para móviles; medios de comunicación; etc.), así como rapidez y agilidad en las actuaciones ante casos de alarma por episodios puntuales de emisión de contaminantes peligrosos para la salud, no como ahora que no existe. 

Lamentamos que no se haya tenido en cuenta las alegaciones presentadas por la Coordinadora Ecoloxista y los afectados de la contaminación que van a tener que seguir sufriendo la contaminación con la complicidad del Principado que la encubre y disfraza de normalidad.

 

Top