Solicitud al Gobierno de Asturias para que investigue la relación entre la biotoxina descubierta en los moluscos de la ria de Villaviciosa y los vertidos orgánicos denunciados ya en varias ocasiones

Esta biotoxina ha aparecido por primera vez en la ría y ha provocado el cierre del marisqueo; la calidad de las aguas depende de la Dirección General de Pesca de gobierno regional

 
 

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha solicitado al Principado de Asturias, que se investigue la relación entre la biotoxina descubierta en los moluscos de la ria de Villaviciosa en las ultimas semanas y los constantes vertidos que llevamos denunciando de materia orgánica en ella.

Esta biotoxina que ha aparecido hace 3 semanas por primera vez en Villaviciosa desde que se hacen controles en la ría, ha cerrado el marisqueo en la zona, en concreto el  de la navaja que se iba a iniciar el próximo 3 de julio y se tendrá que posponer hasta que desaparezca la biotoxina de los moluscos.

Hay que recordar que el aprovechamiento de moluscos, es controlado por el Principado, que tiene las competencias de la calidad de las aguas para su captura a través de la Dirección General de Pesca.

Los vertidos en la ria de Villaviciosa son habituales en la zona del paseo de la Barquerina, en el puente de Ghuetes, el Salin, el Gaitero, sin que hasta ahora se haya frenado esta situación a pesar de nuestras denuncias.

Las biotoxinas marinas son sustancias tóxicas acumuladas en los organismos marinos, principalmente por ingestión de fitoplancton, es decir, algas microscópicas capaces de producir dichas toxinas. Los moluscos bivalvos, los equinodermos, los tunicados y los gasterópodos marinos, con origen en la pesca, marisqueo o la acuicultura, son susceptibles de acumular biotoxinas y de ser consumidos por el ser humano. Los episodios tóxicos que constituyen en nuestro ámbito geográfico un problema de salud pública se producen como incremento significativo de la concentración de una población de alguna de las especies tóxicas en las aguas marinas, de tal manera que se origine una acumulación de biotoxinas en los organismos marinos o exista una alta probabilidad de que ésta se produzca.

Los moluscos que están más frecuentemente implicados son las almejas, los mejillones. En este grupo de moluscos se han descrito las intoxicaciones paralizante (PSP), diarreica (DSP), neurotóxica (NSP) y amnésica (ASP). Todas las toxinas son de naturaleza no proteica y extremadamente estables. Así, el cocinado, ahumado, secado o salado no las destruye, y tampoco puede determinarse por el aspecto del producto si el alimento es o no tóxico.

Es necesario extremar los controles sobre estos vertidos  en esta Reserva Natural que además es Lugar de Interés Comunitario (LIC), Zona Protección de las Aves (Zepa), que tiene la Q de calidad, la bandera azul que aspira a otros reconocimientos internacionales, donde hay serios problemas de calidad de las aguas, como es manifiesto por los constantes vertidos que están afectando no solo al ocio, sino a las labores de los pescadores/mariscadores profesionales que ven amenazada su actividad por la toxicidad presente en las aguas que imposibiliten la comercialización de estos productos por la presencia de bacterias toxicas.

Hay que recordar que la futura ampliación de la actual depuradora solo prevé el tratamiento de las aguas urbanas de otros vertidos de otras parroquias ahora no conectadas como Selorio, Tornón y Cardá, pero nada dice de las industriales que afectan de manera constante, contaminando de forma continua la Reserva, ni tampoco de las urbanas que son vertidas en el Salin.

Esperemos que se realice una investigación a fondo y se compruebe la causa que origina esta biotoxina en la ria de Villaviciosa.


Para más información Tfno. 657067257 (Lydia) 629892624 (Fruti) 

Top