¿150 euros al año para salvar la industria?: Qué grande señor Ministro

Asturbulla

 

Hace algunos años los economistas oficiales, como el hoy Ministro de Industria Sr. Sebastián, nos decían que el libremercado, la eliminación de aranceles, el mercado único europeo, la empresa privada y la flexibilización del mercado de trabajo generarían riqueza y empleo para todos.

A mayores facilidades para los empresarios y la banca más trabajo para todos, a mayor facilidades para los constructores más numero de vivienda para todos. Para facilitar eso permitieron que las mejores industrias de este país pasaran a manos de multinacionales, cerraron astilleros, arrancaron viñedos, redujeron la producción de leche, etc..., porque producir fuera era más barato, y así ganábamos todos. El capital español (Telefónica, Repsol etc..) llevó sus inversiones a Asia, África y América Latina, allí pagando sueldos de miseria, explotando las riquezas naturales de otros pueblos, también ganábamos todos.

 

Pero han pasado los años, y las facilidades para los empresarios se han convertido en cierres de empresas o en emigración forzosa, lanzando a miles de personas al paro. Miles de campesinos tuvieron que cerrar sus explotaciones mientras aquí ahora se es deficitario en leche u otros productos autóctonos.

Las facilidades para los constructores se han convertido en aberraciones urbanísticas, en viviendas vacías que no podemos comprar, en hipotecas que te encadenan de por vida a la banca.

Las gentes de Asia, África y América Latina no tuvieron más empleo, y tuvieron que cruzar vallas y estrechos, en pateras o en aviones, para poder venir al supuesto paraíso a recuperar parte de la riqueza que les robaron las multinacionales.

 

Ahora, tocan vacas flacas, y quieren que sean los que no han causado la crisis, los que han trabajado con contratos precarios, los que ahora están en el paro, los que mensualmente pagaban religiosamente la hipoteca, los que se aprieten el cinturón, para que de nuevo empiece el ciclo y de nuevo los banqueros recuperen sus beneficios, los constructores no vean reducido el precio de sus inversiones etc....

No se puede permitir que se suspenda el pago de hipotecas para los parados, pero hay dinero para dárselo directamente a la banca. No hay dinero para mantener en manos públicas sectores como los servicios de la luz y el agua, pero lo hay para comprarles a los constructores los pisos que construyeron, no sea que tengan que vender el todo terreno, el Audi, el chalet en Marbella y no tengan con qué pagar al Psiquiatra, por que el streess de no poder comer centollos todos los días genera muchos problemas.

 

Y como todo eso no es bastante llega el señor Sebastián y dice, ustedes que no tienen para llegar a fin de mes, a los que les dijimos que era bueno el libre mercado, ahora cojan al año 150 Euros de su paupérrimo salario y dedíquenlo a comprar productos españoles, que con eso se salva la poca industria que yo y mis colegas Solchaga, Rato o Boyer destruimos ¿Valdrá que se destinen esos 150 Euros a comprar sidra asturiana? ¿Será mejor comprar productos de mi pueblo o será igual que los compre de los invernaderos de El Ejido, en donde miles de subsaharianos trabajan de sol a sol? ¿Llamaré con el móvil de Vodafone o seguiré con Telefónica?

Si no fuera porque detrás de ese tipo de propuestas esta el más profundo de los cinismos sería para echarse a reír ¿Y el PP qué propone?, pues quizás que compremos vestidos de gasa fina a lo Soraya, para ir al supermercado de la esquina, quizás que no consumamos cava catalán, que igual no son del todo españoles, y sobre todo que van a tomar un paquete de medidas, ¿cuáles?, ya se verán. Lo que esta claro es que ninguno de ellos propone que la primera vivienda no pague el IBI, ninguno dirá que no se embarguen las cuentas bancarias de los obreros por no poder pagar la luz y el agua, ninguno dirá que se congelen las hipotecas a los parados, ninguno dirá que se ponga límite a la subida de la cesta básica de la compra etc....

O sea, que los que nos ocasionaron esta situación proponen más de lo mismo. Es hora de decir BASTA, de salir a la calle y de cambiar de sistema. Con más capitalismo, con más libre mercado y con un estado que sólo tiene dinero para banqueros y constructores no se solventarán los problemas. Es hora de dar soluciones, de releer a Marx y de saber que la solución a los problemas de los trabajadores y trabajadoras sólo vendrán de la mano de su unidad y su lucha. Es hora, de nuevo, de hablar y de luchar por el SOCIALISMO.

 

Rafael Velasco Rodríguez es miembro del Comité de Asturies del PCPE


Top