Acuerdo presupuestario para hoy como programa de gobierno de UNIDAD POPULAR mañana

Imprimir

 

Desde el triunfo de la moción de censura del PSOE de Pedro Sánchez, la oligarquía neoliberal está que pierde toda cordura, esperemos que desde la racionalidad de la izquierda obrera y popular se continúe  reaccionando en positivo, porque este acuerdo da continuidad al hilo de la lucha contra la austeridad.

El acuerdo presupuestario alcanzado entre Unidos Podemos y el PSOE de Pedro Sánchez, es de desear por todo demócrata de buena fe, que posea las suficientes virtudes para superar las dificultades que se le van a presentar en el parlamento, no solo es que la suma de diputados de Unidos Podemos y el PSOE no alcancen y que la Troika se oponga, es que la oposición más dañina nace entre las propias filas del grupo parlamentario socialista, junto con las cúpulas sindicales de CCOO, UGT más los movimientos identitarios subsidiados, todos deudores ideológicos, políticos y económicos de la oligarquía y obligados seguidores de los dictados neoliberales de la banca, a la cual se le pretende subir impuestos y también imponérselos, creando los mecanismos de control financiero desde la propia hacienda pública.

El valor de este acuerdo entre las fuerzas de progreso en España, no está en lo acordado explícitamente, ya que eso son migajas con respecto a las necesidades de las clases trabajadoras, desestructuradas en medio del laberinto neoliberal por la inseguridad que les ha creado la precariedad laboral, social y de libertades. Pero este acuerdo en sí mismo, construye un relato en la política económica, social y de derechos, que les da seguridad a ellos y a sus familias, lo cual puede potenciar la confluencia social y la participación, en torno a una opción política que representa el sentir del pueblo, en la necesidad de asegurar unos derechos para enfrentar el futuro, del cual nadie ya duda, de que está dentro de una tremenda y compleja crisis global económica y sistémica. Este abrazo de la subjetividad de las masas a una opción política surgida entre el pueblo contra las políticas austericidas, es una de las virtudes deseadas que necesitamos para poder seguir peleando y resistiendo, a las políticas neoliberales aplicadas hasta ahora por los gobiernos anteriores del PP y el PSOE de Felipe González.

Para que esta virtud, que no dudamos que ya existe y está potencialmente creciendo, no tenga techo liviano ni menguado, es preciso que el conjunto de las fuerzas populares democráticas, progresistas, de izquierdas, comunistas y revolucionarias, se dirijan con su nombre al conjunto de la clase obrera y del pueblo pidiendo no solo su apoyo, sino también su compromiso y participación, porque el voto de la izquierda ya está incluido en este proceso, que debe ser de acuerdo presupuestario, de gobierno y de movilización social en defensa de un programa antiausteridad. Confluencia y unidad en la diversidad ideológica y política de las fuerzas políticas, sindicales y sociales del pueblo, contra el neoliberalismo como enemigo principal de la clase obrera, del pueblo español y de la humanidad por las guerras imperialistas y expolios de países que su política neoliberal provoca. Segunda virtud que necesitamos de humildad para construir unidad popular desde la diversidad en torno a Unidos Podemos. (1)

La unidad en la confluencia, no debe ser una prueba de sumisión que se acuerde desde la autonomía de cada fuerza política y social, debe ser desde la aceptación de un marco político unitario y democrático para la conformación de la alternativa política de la clase obrera y el pueblo y para la construcción de los instrumentos orgánicos y políticos del poder popular del futuro, bastante más allá, que la gestión gubernamental de la nación en una Europa del capital, por eso, la participación y la crítica al movimiento que se está creando, tiene que ser desde dentro y servir para potenciarlo orgánica y políticamente, no porque vaya lento o corra mucho, porque esto dependerá de la movilización social que consigamos darle, cosa que el voluntarismo no puede sustituir, sino por aquello que nos divida o nos haga retroceder en lo conquistado. Esta es otra virtud que necesitamos construir desde la unidad en la confluencia, superando maximalismos, radicalismo y subjetividades que nos separen de las masas, donde toda propuesta programática que implique modificación de las condiciones de vida, derechos democráticos e identidades, esté basado en una línea de participación de masas desde el conocimiento, el debate y la decisión colectiva de todos los sectores que conforman la unidad popular.

La complejidad de la aprobación por el parlamento de estos presupuestos en línea antiausteridad, no se nos puede escapar a nadie, cuando su mayoría está compuesta por la derecha conservadora neoliberal, más  una amplia representación neoliberal en la bancada de los socialistas; por ello debemos partir de la confianza en la gestión de nuestros dirigentes, en sus aciertos y errores, porque de menos partimos y todo lo que consigamos es positivo. Este acuerdo permite paralizar parte de las políticas austericidas que tanto daño hacen al pueblo y por ello, necesitamos hacer la crítica desde dentro del movimiento de forma constructiva, porque si no se aprueban estos presupuestos, la salida para el gobierno y las fuerzas progresistas ante su derrota parlamentaria, está en la convocatoria de nuevas elecciones generales, posiblemente para mayo en coincidencia con las municipales, autonómicas y europeas, donde desde la participación independiente de cada fuerza política, este acuerdo debe conformarse en un programa electoral de unidad popular más amplio. Esta voluntad de unidad y gobierno, es otra de las virtudes que necesitamos para aunar subjetividades y parar las políticas de austeridad y guerras imperialistas.

Dentro de esta complejidad de la situación política española, también puede suceder que fuerzas políticas conservadoras neoliberales como el PNV y el PDCAT por cálculos de sus intereses políticos y electorales, antes la deriva autoritaria del PP y Cs y la aparición electoral de una supuesta fuerza política fascista, acaben apoyando los presupuestos del PSOE y Unidos Podemos para ganar tiempo, sabiendo que la mayoría de las políticas programáticas acordadas en la propuesta de presupuestos, necesitan pasar el trámite parlamentario y ahí, desfigurarlas si pueden o simplemente bloquearlas, con lo cual ante un calvario político parlamentario donde se es incapaz de aplicar una sola medida de las acordadas en los presupuestos, volvemos al dilema anterior de convocar nuevas elecciones generales, donde la mayor virtud que necesitamos, es conformar ese inicio de programa antiausteridad, en el programa de la Unidad Popular, en el estadio actual de su desarrollo en torno a Unidos Podemos y PSOE.

 

(1) Confluir el marxismo en Unidos Podemos para construir contrapoder popular y hegemonía social

Alonso gallardo del círculo comunista de Podemos-Unidos Podemos

http://asturbulla.org/index.php/temas/opinion/36781-acuerdo-presupuestario-para-hoy-como-programa-de-gobierno-de-unidad-popular-manana