Una historia negra de la filosofía española, andanzas académico-políticas de Gustavo y Gustavín Bueno

 
De simpatizante del PCE a consejero áulico de José María Aznar para terminar como inspirador de Vox y pieza clave en la  puesta en marcha de DENAES (Fundación en Defensa de la Nación Española), el "laboratorio de ideas" (por llamarlo de alguna manera) de la extrema derecha.
 
De polemista contra Manuel Sacristán a defensor a ultranza del nacionalismo español más rancio (Don Pelayo y la Reconquista siguen siendo sus referencias originarias).
 
Entretanto, dueño y señor de la llamada "filosofía española" desde su palacete en Oviedo cedido para la Fundación que lleva su nombre por el ayuntamiento de la ciudad durante el mandato del PP y generosamente subvencionada sin control financiero. 
 
Ésta es una breve referencia biográfica de Gustavo Bueno Martínez, excatedrático de Filosofía de la Universidad de Oviedo, autor de una abundante y confusa obra en la que destacan su "materialismo filosófico" y su famoso "cierre categorial" a los que habrá que volver en detalle en otra ocasión. 
 
Fallecido él, su hijo Gustavo Bueno Sánchez, ha seguido por la misma senda ideológica y corporativa al frente de su Fundación familiar y como guía de Santiago Abascal, quien se cayó del caballo cuando escuchó al patriarca hablar sin papeles en un mitin contra el terrorismo en la Puerta del Sol (Abascal dixit).
 
Este negro episodio de la "filosofía académica", como a él le gustaba decir con orgullo, ha sido celosamente ocultado y muchos nos hemos enterado recientemente de su vinculación con la extrema derecha neofranquista de Vox.
 
La crónica que os adjunto sigue con cierto detalle las andanzas académico-políticas de Gustavo Bueno padre y su hijo Gustavín.
 
¡Para que luego digan que la filosofía está en las nubes!

Sobre el autor: http://www.andresmlorca.com

Top