De cooperar a cooperemos

Carta abierta a Don Pedro Sánchez, Presidente en funciones:

 

Estimado Presidente, en funciones.

Está usted designado como candidato a la investidura para presidente del gobierno. Y está, también, convencido, yo diría que demasiado, de que alcanzará dicha presidencia sin más problemas que un simple resfriado, que pasará con el calor de los suyos. Va usted, me parece, de algo sobrado y lleno de  grandilocuencia y casi de desafío. Eso de “o gobierna el PSOE o gobierna el PSOE”, suena más a presunción que a creérselo usted mismo. Seguro que cuando lo dijo no se acordaba de que solo cuenta, de momento, con el apoyo de sus 123 diputados.
Por lo anterior, y como ciudadano responsable que soy, quisiera  aportar con mi humilde colaboración algunas consideraciones que faciliten su posible investidura.
Antes, vaya  mi reconocimiento por su coraje con el que ha combatido, cual "Ingenioso Hidalgo de La Mancha", y vencido, a los molinos del viento político, que en muchos momentos fue huracanado. Ya lo dijo su "dolor de cabeza", Pablo Iglesias:  lo que ha conseguido Pedro Sánchez en este tiempo ha sido inmenso. Cosa que él, seguro que usted lo piensa, ha emulado al cangrejo, pero esto es otra historia.
No exagero, si digo que, al igual que aquel inefable Don Manuel Fraga, tiene usted el Estado metido en la cabeza y, claro, ese estado intelectual no deja de ser  un rompedero  de la misma porque yo sé, estimado Presidente, que ama a España. De tal modo la quiere que aun pudiendo vivir sin problemas, se sacrifica por los españoles y españolas. Gracias, muchas gracias señor Presidente.
Por eso entiendo perfectamente sus dudas y devaneos políticos sobre los futuros pactos de gobierno. Cómo no voy a entender que usted tenga  problemas con el posible apoyo de  de IU/Podemos, con Pablo Iglesias;  personas que piden "la luna" para darle el voto de investidura.
Piden, por ejemplo,  mejoras sociales, para que la gente que le votó a usted viva mejor, no mucho, y más desahogadamente. Se les ocurre a la gente de UP pedir  la derogación de Ley Laboral, de la llamada Ley Mordaza,  de la de Educación ... Querido Pedro Sánchez  esas leyes, que ya no deberían de estar vigentes, favorecen  una, solo y únicamente al empresariado en detrimento de los trabajadores y las trabajadoras;  la de educación, solo a la enseñanza  privada en menoscabo de la enseñanza pública. De la Ley Mordaza, qué quiere que le diga, es sencillamente una vuelta a aquel tiempo, que se entendía superado, de la noche más negra de España. Y fíjese, viene una gente, con ganas de incordiar, y le dice a usted que si quiere la investidura pague la ronda, ya que en España no solo comen y beben cuatro, que hay más, mucha más gente, que quiere comer y beber. ¿ Por qué, estimado Presidente, lo piensa tanto?
 Esas "ocurrencias" desde IU/Podemos, ¿serían llevar a España al caos, como  apuntan desde sectores empresariales y desde las finanzas ? ¿O son tan racionales, tan elementales en una democracia, que los ricos al pagar más impuestos, así como las empresas, darían al traste con sus enormes y millonarias ganancias, y estas estarían algo mejor repartidas? ¿ Por qué apuesta usted, por una educación inclusiva, de todos y todas, democrática y pública  o por la que siendo un modelo de ganancias empresariales, sin descartar las eclesiásticas, se financia con el presupuesto público?
Sinceramente, yo aconsejaría a Unidas Podemos que le apoyase, que cooperase, en su investidura, obviamente con acuerdos imprescindibles e irrenunciables de programa. Pero, que no entren en el gobierno. ¿ Por qué? Pues es sencillo. Porque tiene el PSOE un gen que le aboca al incumplimiento de sus programas siempre que presidió gobiernos en España, y fueron unos cuantos, buscando siempre su derecha política. Por eso una hipotética entrada en el gobierno de UP, dada la proverbial tendencia a no cumplir el programa por parte del PSOE, llevaría, en mi opinión, a esa izquierda, hacia caminos no deseados y de momento aún son importantes para la izquierda. Aunque en este caso, solo vayan de "cooperantes". Esperemos que no de ONG.
Mas, permítame un consejo, estimado señor, no mire con desdén a esa izquierda. Sea valiente y haga efectivo aquello de "No es no". Pase, pues,  de "cooperar", al imperativo  "cooperemos".

Top