Parches de urgencia para atender a los 'sin techo'

La crisis ha acrecentado el problema de las 30.000 personas sin hogar que viven en España

Dormitorio albergue, con 55 literas, habilitado para los meses de frío. Foto: Reyes Sedano.

De sol a sol sin un techo bajo el que resguardarse. Los indigentes que duermen en los albergues tienen que pasar el día en la calle.

El ayuntamiento de Madrid improvisó ayer varias medidas para atender a las personas sin hogar afectadas por la ola de frío que castiga la capital. Las ocho unidades móviles del SAMUR Social estuvieron operativas para atender situaciones de emergencia y los albergues abrieron sus puertas para no cerrarlas hasta el lunes por la mañana. Se intenta evitar que suceda lo mismo que el pasado viernes, cuando, a pesar de la intensa nevada que caía sobre la capital, los usuarios se vieron obligados a abandonar los centros a las nueve de la mañana en punto.

La situación de los sin techo de Madrid ha empeorado en los últimos días. El viernes por la noche no quedaba ni una sola plaza libre de las 1.659 que conforman en invierno la Red Estable de Atención Social. Por ello, el Ayuntamiento habilitó 12 plazas en hoteles. La cantidad resulta insuficiente, si se tiene en cuenta que el propio consistorio cifra en 651 las personas que viven en la calle a diario. La realidad podría ser bastante peor, según el estudio ¿Quién duerme en la calle? Una investigación social y ciudadana sobre las personas sin techo, realizado por Caixa Catalunya en 2007. En él, se añaden unos 250 ciudadanos que duermen al raso, en asentamientos.

La crisis ha acrecentado el problema de las 30.000 personas sin hogar que viven en España, según la ONG Cáritas. Esta organización lleva meses denunciando que los albergues que gestionan están llenos.

En Barcelona las cosas no andan mucho mejor. El estudio de Caixa Catalunya señala que hay 1.878 personas sin casa. De éstas, 1200 personas consiguen dormir, más o menos, caliente cada día. Sin embargo, unas 658 se quedan en la calle y no usan los centros de acogida. Para atenderlas, el Ayuntamiento habilitó el viernes el Pabellón de Mar Bella.

Kits de emergencia en Sevilla

Por su parte, el ayuntamiento de Sevilla entregó ayer un total de 200 kit de emergencia ante la llegada inminente de la ola del frío a la capital andaluza, informa Europa Press. El equipo consiste de un macuto con una manta, una sábana y una colchoneta termoaislante. Esta acción complementa las ya adoptadas dentro de la campaña del frío. Una de ellas consiste en ofrecer un servicio de emergencias específico, que ayer fue usado por 60 personas.

En Sevilla, hay tres centros oficiales. Dos de ellos son albergues, uno de 84 plazas y otro, que está en obras para ampliarlo hasta las 146. El tercero, con 22 plazas, es un centro de baja exigencia, donde no se pide documentación para entrar.

El resto de grandes capitales, como Valenciay Bilbao, afirma tener plazas suficientes para atender a los indigentes

El resto de grandes capitales, como Valenciay Bilbao, afirma tener plazas suficientes para atender a los indigentes. Las ONG humanitarias valencianas reconocen los esfuerzos de los servicios municipales, que se movilizan en noches heladas para encontrar a quienes duermen en la calle y ofrecerles una cama en un albergue, y que disponen de recursos extraordinarios, como pensiones, cuando se acaban las 489 plazas disponibles.

Sin embargo, critican que una cosa es tener cubierto el alojamiento sólo "de emergencia y temporal" y otra muy distinta es ofrecer una alternativa de reinserción a quienes se han visto abocados a vivir en la calle. Los colectivos denuncian que en la ciudad hay asentamientos de extranjeros que viven en naves abandonadas. El más grande, según CEAR, lo ocupan ahora unas 50 personas. "Faltan plazas de larga estancia. La solución tiene que ser otra", concluye Julia Checa, de Valencia Acoge.

Top