Quiénes son los dueños de los hospitales en España

Hospital Universitario Quirónsalud Madrid en Pozuelo de Alarcón.

Las compras y alianzas marcan la evolución del sector privado, que quiere aprovechar las oportunidades que se abren para colaborar con la sanidad pública. Quirónsalud es la líder del mercado, seguida de Vithas.

El sector hospitalario privado español ha dado un vuelco en los últimos años, caminando hacia la concentración. La compra de Quirónsalud por parte de Fresenius y de Nisa por Vithas, junto a la compra de más activos por parte de diversos agentes del sector, muestran una tendencia que está dando lugar a compañías de gran tamaño que pretenden aprovechar el futuro crecimiento de la sanidad. Según los expertos, el gasto público en sanidad podría crecer hasta en 50.000 millones de euros más hasta 2025, poniendo a prueba la capacidad del Estado para financiar el sistema nacional de salud, y abriendo una oportunidad a las empresas privadas. Este potencial ha atraído a inversores, incluido el capital riesgo, a un mercado donde la concentración permite a los grupos no sólo complementar su negocio y sus áreas médicas, sino, especialmente, ganar tamaño para negociar en mejores condiciones los precios de las pólizas con las aseguradoras. Los conciertos con éstas aportan a los hospitales el 65% de los ingresos; un 25% procede de consultas y servicios derivados de la sanidad pública y un 10% de pacientes privados.

Fusiones

Las fusiones están en el origen de grupos como el líder Quirónsalud, dueño de la clínica Teknon y el Hospital Universitario Quirón-Dexeus en Barcelona o de la Fundación Jiménez Díaz y el Ruber Internacional en Madrid, entre otros. Creado a mediados del siglo pasado en Zaragoza por el desaparecido empresario Publio Cordón, su crecimiento atrajo rápidamente al capital riesgo, uno de los grandes impulsores de las operaciones en el sector. Doughty Hanson entró en el capital y en 2012 la fusionó con USP Hospitales. Dos años después, Doughty vendió su participación a CVC, que la fusionó con IDC Salud (antigua Capio).

La alemana Fresenius cerró en enero de 2017 la compra de Quirónsalud por 5.760 millones de euros, dando origen al mayor operador privado de Europa (es propietaria en su país de la red Helios Kliniken). Quirónsalud tiene 43 hospitales, 39 centros de día y 300 centros de prevención de riesgos laborales y 35.000 empleados. Con una facturación de 2.540 millones de euros en 2016, un 16,3% más, Fresenius ve mucho potencial para seguir creciendo en España, tanto orgánicamente como con adquisiciones. Hasta septiembre, la española ingresó 1.860 millones de euros.

Quirónsalud lidera un mercado en el que los diez primeros grupos hospitalarios que operan en España facturaron 4.945 millones en 2016, según cifras recopiladas por EXPANSIÓN con datos de las empresas, un 16% más.

En 2015, según el informe del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis), el valor del mercado hospitalario privado rondó los 10.000 millones, de los que 6.000 millones correspondían a los hospitales privados no benéficos y 4.000 millones a los centros benéficos. El informe indica que el gasto sanitario privado continúa al alza.

En 2014, alcanzó los 28.558 millones, casi un 6% más que el año anterior, representando el 2,7% del PIB (una décima más). Mientras, el gasto público bajó un 0,4%, con 65.976 millones, el 6,3% del PIB (una décima menos).

Tras Quirónsalud, se sitúa Vithas, nombre que adoptaron los antiguos hospitales de Adeslas en 2012. Participada por la familia Gallardo (dueña de Almirall) y CaixaBank, Vithas se hizo en 2017 con el 100% de la valenciana Nisa, de la que ya tenía el 45%. La operación reforzó su posición como segundo grupo del sector, y le permitía superar conjuntamente los 500 millones de ingresos. Con amplia presencia sobre todo en Madrid y Valencia, suma 19 hospitales, 25 centros especializados y casi 6.800 empleados.

El aumento de la participación en los hospitales de Alzira, Torrevieja y Elche elevó casi un 29% los ingresos de la valenciana Ribera Salud, hasta 448,9 millones de euros, en 2016. La concesionaria, participada por Bankia hasta 2014, aceleró el año pasado su expansión internacional (participa en hospitales de Perú y es proveedora de sistemas informáticos a centros de Chile), haciéndose con la gestión en consorcio de Cafésalud, la mayor aseguradora de Colombia. Ribera afronta la posible no renovación de concesiones como la del Hospital de Alzira, que vence en 2018, dentro del proyecto de la Comunidad Valenciana de rescatar las concesiones hospitalarias.

La adquisición es la vía empleada por HM Hospitales. La madrileña ha experimentado, especialmente en los dos últimos años, un importante crecimiento mediante la compra y entrada en hospitales de Galicia y León. Estos acuerdos contribuyeron el año pasado a elevar un 21% sus ingresos, hasta 336 millones. Tiene siete hospitales en Madrid, cuatro en Galicia y dos en León, además de centros de oncología cardiaca y neurociencias y policlínicos. Fundada por los doctores Juan Abarca y Carmen Cidón, acaba de entrar en Barcelona al tomar el 40% del Hospital Delfos.

Grupo Hospitalario HLA es el hólding que agrupa desde 2016 a los hospitales de Asisa, un cambio que tenía como objetivo mejorar la capacidad de gestión de la red de una de las mayores aseguradoras, con 15 hospitales y 30 centros multiespecialidad. Sólo la facturación de la red hospitalaria ascendió a 290,5 millones en 2016, cifra que, junto a la del resto de instalaciones del grupo, elevó los ingresos totales a 364,8 millones, según datos del grupo que preside Francisco Ivorra.

El grupo canario Hospiten cuenta con 19 centros en España (siete en Canarias), República Dominicana, México y Jamaica y facturó 277 millones de euros el año pasado, un 43% más. El grupo, con más de 4.000 profesionales en plantilla, se hizo hace siete años, en alianza con Cartera Rea, con la filial en España del grupo oncológico MD Anderson. En 2012 adquirió la participación de su socio.

Sanitas, del grupo Bupa, posee cuatro hospitales propios (tres en Madrid y uno en Barcelona), además de centros multiespecialidad y 12 Clínicas Londres. También gestiona dos hospitales dentro del modelo de colaboración público-privado (Manises en Valencia y Torrejón en Madrid). Sanitas Hospitales facturó 246,6 millones de euros en 2016, un 4,5% más.

Las alianzas son una de las vías para ganar tamaño. Hace tres años, varios hospitales de órdenes religiosas unieron fuerzas para crear el grupo HCM (Hospitales Católicos de Madrid) y así aprovechar las sinergias entre los nueve centros que ahora lo componen (entre ellos, La Milagrosa, Nuestra Señora del Rosario, San Francisco de Asís y San Rafael) y mejorar la oferta asistencial. Esta red, que facturó 174 millones en 2016, ha invertido 25 millones en los dos últimos años para mejorar sus instalaciones y dotarlas de tecnología de última generación.

La Clínica Universidad de Navarra acaba de abrir sede en Madrid, gemela a la de Pamplona, que contribuirá a su crecimiento futuro. En su último ejercicio ingresó 157 millones, un 4,6% más.

Grupo Pascual facturó 149,9 millones, un 24% menos. La Junta de Andalucía abonó a la empresa 57 millones por los servicios prestados entre noviembre de 2015 y septiembre de 2016 en tres de sus hospitales con los que no tenía contrato. Pascual, que ha alcanzado un acuerdo con el Servicio Andaluz de Salud para concertar esos tres centros, cuenta con siete hospitales tras abrir uno en Lepe (Huelva) el año pasado.

Muy cerca se sitúa la Fundación Altahia, que incluye entre sus centros el de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. La empresa catalana facturó 148,4 millones en 2017, un 4,5% más.

La Clínica de Navarra abre sede en Madrid

La Clínica Universidad de Navarra acaba de abrir una nueva sede en Madrid, un centro gemelo del que, desde hace 55 años, ha desarrollado en Pamplona una metodología de trabajo puntera. Las instalaciones ocupan 46.000 metros cuadrados, de los que 35.000 son de uso hospitalario, y comparten con Pamplona su modelo asistencial (en el que los profesionales trabajan de forma coordinada), su investigación y la formación permanente, dado que, además, el hospital comparte campus universitario con un centro de postgrado, que comenzará a impartir clases en septiembre de 2018. La construcción del edificio ha supuesto una inversión de 60 millones de euros, asumidos por la empresa propietaria del terreno, Inversiones Tirema. En paralelo, la Clínica ha destinado otros 25 millones de euros a mobiliario y equipos médicos de última generación. Desde su fundación, la Clínica es una entidad sin ánimo de lucro que revierte todos los beneficios en la mejora de las instalaciones. Al igual que en Pamplona, la sede madrileña contará con las mismas 46 especialidades médicas, pero tendrá como áreas preferentes las de oncología, salud de la mujer y pediatría, chequeos, traumatología y medicina deportiva, cardiovascular y cirugía avanzada. En su primer año espera atender 50.000 consultas y superar las 100.000 en el tercero, favorecida por su ubicación en el centro de la Península, lo que permitirá recibir también a pacientes que antes tenían más complicado viajar a Pamplona. Para garantizar la asistencia sanitaria, la Clínica ha llegado ya a acuerdos con las aseguradoras Mapfre, DKV, Sanitas, Cosalud, Cigna y Nueva Mutua Sanitaria (antes Musa), además de Acunsa (propiedad del grupo navarro).

 

Foto: Hospital Universitario Quirónsalud Madrid en Pozuelo de Alarcón.

http://www.expansion.com/empresas/2018/01/12/5a57d5b946163f045e8b460e.html

Top