Ganador a los puntos

- Terminó la Asamblea Mundial de la Salud

- Pataleta de Trump, EEUU empieza a ser un paria internacional que ante su progresiva pérdida de hegemonía solo cuenta o con las sanciones o con las amenazas de impagos; la desdolarización será el fin de la hegemonía.


Terminó la Asamblea Mundial de la Salud y si hay que hablar de ganador está claro quién fue: China. Ganador a los puntos, eso sí. Nada lo ejemplifica mejor que la pataleta de Trump de mandar una carta al director general de la OMS (¡nada más terminar la asamblea!) dándole un plazo de 30 días para que se reforme totalmente la OMS por su "sesgo pro-chino" o no solo dejará de pagar totalmente (ahora lo ha suspendido) sino que abandonará la OMS.

No sé si os habéis fijado en que la asamblea no ha despertado mucho interés entre los propagandistas habituales, en contraposición a lo que ha ocurrido antes de su celebración. La razón es muy sencilla: Occidente no ha logrado nada más que mínimamente sus intereses. Porque a su pretensión de "investigación independiente" de cómo se ha originado y gestionado la pandemia se añadió "imparcial y objetiva". Vaya hombre, muchos países tenían, y tienen, la mosca detrás de la oreja sobre lo que se pretendía.

Voy con un poco de historia. La idea de una "investigación independiente" provino de Australia, rápidamente asumida por EEUU y Canadá y algún otro vasallo clásico como Gran Bretaña y, en menor medida, Francia. Como el tufo era evidente -dirijirla ellos y con el objetivo de condenar a China para ocultar sus propias miserias-, y dado que los tres primeros países con conocidos por sus tendencias "chinófobas", se introdujo la Unión Europea por medio con la intención de lograr una "resolución de consenso" al tiempo que se buscaba que un gran número de países la apoyasen.

Y aquí apareció Francia, de nuevo, que si por una parte ha defendido a la OMS frente a EEUU en la etapa más virulenta del ataque estadounidense, por otra está siendo uno de los principales arietes contra China en África. La gran potencia colonial en el continente africano volvió a ejercer su influencia, pero solo lo pudo hacer a medias. La Organización para la Unidad Africana (54 países) se sumó a la propuesta de resolución de la UE pero exigió que se añadiese lo de "imparcial y objetiva", con lo que se desvirtuaba el objetivo inicial de Occidente. Se ganó apoyo, pero a costa de dejar muchos pelos en la gatera. Esta ha sido la razón por la que todo el mundo (Rusia y China, por ejemplo) también han apoyado la resolución y lo que hizo que EEUU se sumase finalmente para no quedar con el culo al aire de forma definitiva.

En total, la resolución ha sido co-patrocinada por 112 de los 194 países que forman parte de la OMS y la mitad exactamente han sido los africanos. Sin duda es a ellos a quienes hay que apuntarles en principal tanto y logro.

Y así ha quedado:

OP9.10 Iniciar lo antes posible, y en consulta con los Estados Miembros, un proceso gradual de evaluación imparcial, independiente y exhaustivo, en particular mediante el uso de mecanismos existentes, según proceda, para examinar la experiencia acumulada y las enseñanzas derivadas de la respuesta sanitaria internacional coordinada por la OMS contra la COVID-19, en particular i) la eficacia de los mecanismos con que cuenta la OMS; ii) el funcionamiento del RSI y la situaciónde la aplicación de las recomendaciones pertinentes de los anteriores Comités de Examen del RSI; iii) la contribución de la OMS a los esfuerzos del conjunto de las NacionesUnidas; y iv)las actuaciones de la OMS y la cronología de estas en relación con la pandemia deCOVID-19, y formular recomendaciones para mejorar la prevención, preparación y capacidad de respuesta ante pandemias mundiales, mediante el fortalecimiento, según proceda, del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS.

Os ayudo un poco a que la entendáis y el por qué la pataleta final de EEUU y el triunfo de China.

Cuando se habla de "en consulta con los Estados Miembros" se está reconociendo no solo a países sino a organizaciones de integración regional (reconocido así en los estatutos de la OMS), con lo que se está dando carta de naturaleza a que organizaciones como la OUA, por mencionar la de antes y que ha tenido un papel importante en esta Asamblea Mundial de la Salud, tengan voz y voto. Y  hoy por hoy, y mayoritariamente, la OUA está a favor de China al tiempo que defiende con uñas y dientes al director general de la OMS ante los ataques de que ha sido objeto.

Cuando se habla de "mediante el uso de mecanismos existentes" se está hablando del Comité de Asesoramiento y Supervisión para el Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, al que se vuelve a citar expresamente al final.

Y para terminar de rematar a EEUU, el párrafo anterior de la resolución:

OP9.9 Velar por que la Secretaría cuente con los recursos adecuados para apoyar a los Estados Miembros concediendo las aprobaciones de reglamentación necesarias para hacer posible la aplicación de contramedidas oportunas y adecuadas contra la COVID-19.

El tema de las cuotas y de las aportaciones, con un tirón de orejas implícito a EEUU.

¿Entendéis ahora la pataleta de Trump? EEUU empieza a ser un paria internacional, un país que ante su progresiva pérdida de hegemonía y decadencia en casi todos los parámetros, menos en el económico, solo cuenta o con las sanciones o con las amenazas de impagos o medidas similares. Y a medida que avance la desdolarización será el fin de la historia de la hegemonía estadounidense.

La resolución ha sido consensuada, por lo que casi todo el mundo ha salido contento, aunque unos más que otros. Es evidente que China ha ganado a los puntos porque la resolución tiene dos mensajes clave: "identificar la fuente zoonótica del coronavirus" (fin a la campaña del "laboratorio de Wuhan") y respaldo claro a la OMS.

Si a eso se añade el gesto hecho por el presidente chino Xi Jinping de entregar 2.000 millones de dólares durante dos años para fortalecer las medidas contra el COVID-19 y añadiendo que si China logra la vacuna la pondrá a disposición del mundo ("bien público global") queda aún más clara la cosa.

Por cierto, la chulería de Trump dando un plazo de 30 días a la OMS es la misma que la del presidente español, Pedro Sánchez, cuando el año pasado cuando dio un plazo de una semana para que Maduro convocase elecciones en Venezuela o reconocía a Guaidó como "presidente interino" siguiendo los dictados de EEUU. Son los tufos coloniales y los comportamientos neocoloniales clásicos de Occidente resistiéndose a su caída, pero ya casi sin fuerza.

http://elterritoriodellince.blogspot.com/

Top