Creadores contemporáneos denuncian el abandono internacional del Pueblo Saharaui

ARTifariti 2008: arte y derechos humanos

 

Periódico Diagonal 


Cincuenta artistas de todo el mundo, entre los que se encontraba la premio nacional de Artes Plásticas Eva Lootz, trabajaron en condiciones extremas y en una zona de conflicto para visibilizar con sus intervenciones –performances, esculturas, pinturas, instalaciones, video arte, etc.– el ‘muro de la vergüenza’ construido por Marruecos en los ‘80 para segregar el territorio saharaui. Tras la experiencia, los participantes en ARTifariti 2008: II Encuentros Internacionales de Arte en Territorios Liberados del Sáhara Occidental, cuyo objetivo es reivindicar el respeto a los derechos humanos y de los pueblos, destacaron la enriquecedora convivencia que tuvieron con el pueblo saharaui y se postularon como embajadores de su causa.

Tifariti es la capital del Sáhara liberado por el Frente Polisario y está situada a 60 kilómetros del Sahara ocupado por Marruecos. La frontera es un muro minado de 2.700 kilómetros de longitud construido por Marruecos para separar en dos el territorio saharaui. El encuentro tuvo lugar en Tifariti y en una franja libre –aunque en estado de alerta– ubicada entre Argelia y Marruecos. Un importante grupo de artistas españoles, latinoamericanos, argelinos y saharauis se reunió en ARTifariti 2008.

Los encuentros fueron organizados por el Ministerio de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y la Asociación de Solidaridad con el Pueblo Saharaui de Sevilla, para denunciar la situación de olvido y abandono internacional que sufre el pueblo saharaui y la ocupación ilegal de sus territorios por parte de Marruecos. El aislamiento, el expolio de sus recursos naturales, el exilio obligado, las duras condiciones de vida y las nulas posibilidades de desarrollo fueron objeto de reflexión por parte de las diferentes propuestas artísticas cuyo fin último fue reivindicar el respeto a los derechos humanos y de los pueblos.

El arte funcionó como arma de denuncia y reflexión. Los creadores participantes anunciaron que no permanecerán indiferentes ante el atropello que sufre el pueblo saharaui. Después de conocer de primera mano a los habitantes de Tifariti, muchos de ellos mutilados por las minas, y de convivir durante los encuentros con las mujeres que huyeron hacia el exilio bajo las bombas de napalm y fósforo que lanzó el Ejército alauita hasta el mismo día de la firma del último alto el fuego, se comprometieron a servir de altavoz de su causa e intentar situarla en el centro del debate en Occidente.

 

Fotos: Pepe Caparrós

1. ‘LA SOMBRA DEL GNOMON’. El gnomon es un objeto vertical que proyecta la sombra sobre un plano horizontal. ARTifariti pretende que el arte consiga proyectar el conflicto del Sáhara a los países de Occidente.
3. TALLERES. La interacción de artistas consagrados y aficionados dio resultados llenos de voluntad y creatividad.
2. ‘PAPELETAS DE VOTACIÓN’. La artista Victoria Gil, del colectivo sevillano Naná, realizó ilustraciones en tinta china para reflejar la esperanza del pueblo saharaui.
‘PARAÍSO’.
PLANTACIÓN DE ÁRBOLES.
‘EL MURO DE LA VERGÜENZA’.
‘AISLAMIENTO’ (2).
NOCHE EN EL DESIERTO.
‘AISLAMIENTO’ (1).
Top