El héroe de los zapatos

 

Abogados de todo el mundo defenderán a Muntazer al Zaidi, el periodista de 29 años de la cadena de TV Al Bagdadia, que arrojó los dos zapatos a Bush y le llamó “perro”

 

Aporrea / inSurGente (Bagdad, 15 Diciembre 2008).- Muntazer al Zaidi, el periodista de 29 años de la cadena de televisión Al Bagdadia que arrojó este domingo un par de zapatos a George Bush en señal de repudio a la ocupación norteamericana de Iraq, será defendido de manera gratuita por al menos 200 abogados de todo el mundo. “Es el beso del adiós, perro”, le gritó el periodista a Bush antes de lanzar sus zapatos contra el presidente estadounidense, que pudo esquivarlos, durante una conferencia de prensa junto al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki. En tanto, la dirección del canal de televisión reclamó la liberación del periodista -que fue retirado de la sala por guardias de seguridad iraquíes y estadounidenses- y expresó su preocupación por su seguridad. Muntazer al Zaidi merece la solidaridad de todo el mundo. Miles de iraquíes salieron a la calle para exigir la libertad del periodista.



Horas después del incidente, uno de los abogados que defendió a Saddam Hussein, Jalil Dulaimi, se ofreció para defender al periodista y aseguró que más de 200 letrados de todo el mundo ya han ofrecido sus servicios de manera gratuita, reseñó AFP.

“Estoy en contacto con asociaciones de abogados árabes para formar un equipo de defensa”, dijo el letrado a la AFP.

“Es el beso del adiós, perro”, le gritó el periodista a Bush antes de lanzar sus zapatos contra el presidente estadounidense, que pudo esquivarlos, durante una conferencia de prensa junto al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki.

En tanto, la dirección del canal de televisión reclamó la liberación del periodista -que fue retirado de la sala por guardias de seguridad iraquíes y estadounidenses- y expresó su preocupación por su seguridad.

Según sus compañeros de trabajo, el gesto de Muntazer fue premeditado. “Muntazer nos había prevenido desde hace meses, al menos desde hace siete meses, que lanzaría los zapatos a la cabeza de Bush si tuviese la ocasión de estar frente a él”, comentó a la citada agencia francesa uno de sus compañeros en las oficinas de Al Bagdadia en Bagdad, canal iraquí que tiene su sede en El Cairo

En un comunicado difundido el lunes en antena, la empresa para la que trabaja Zaidi solicitó la liberación inmediata de éste “conforme a la democracia y la libertad de expresión que el nuevo régimen (iraquí) y las autoridades estadounidenses han prometido al pueblo iraquí”.

Por el momento no se informó dónde está detenido el periodista. El jefe de programas del canal, Mujir al Jafaji, mostró sus temores por su seguridad.

Según un abogado contactado por la AFP, Tareq Harb, Muntazer podría ser condenado “a un mínimo de dos años de prisión si se le acusa por insultos a un jefe de Estado extranjero de visita en Iraq”.

La pena podría llegar a los 15 años de prisión si es inculpado por “intento de homicidio contra un jefe de Estado”.

“No está relacionado con el antiguo régimen (de Saddam Hussein). Su familia fue detenida por Saddam. Es un hombre orgulloso de ser árabe, un joven de espíritu abierto. Los estadounidenses le detuvieron en dos ocasiones”, reveló un compañero del canal.



Mundo árabe elogia al hombre que lanzó zapatos contra Bush


BAGDAD 15 de diciembre 2008. - El mundo árabe elogió el lunes a un reportero iraquí que le lanzó sus zapatos al presidente George W. Bush en señal de desprecio, al tiempo que miles de iraquíes salieron a las calles para exigir la libertad del periodista, a quien calificaron de héroe.

Muntadhar al-Zeidi, que el año pasado fue secuestrado por milicianos extremistas, estaba detenido por los servicios iraquíes de seguridad y fue interrogado sobre si alguien le pagó para que lanzase los zapatos contra Bush durante una conferencia de prensa la víspera en Bagdad, dijo un funcionario iraquí.

Además, se le realizaban exámenes para determinar la presencia de drogas o alcohol, y los zapatos estaban retenidos como evidencia, dijo el funcionario, que habló a condición de anonimato.

Mostrarle la suela de los zapatos a alguien en el mundo árabe es señal extrema de falta de respeto y lanzarle los zapatos es aún peor.

Diarios en todo el mundo árabe imprimieron el lunes fotos de Bush esquivando los zapatos, y estaciones televisivas transmitieron repetidamente el incidente, que fue objeto de muchas bromas y elogiado por numerosas personas en la región.

"Irak considera el domingo como el día internacional de los zapatos", dijo un mensaje de texto que circulaba el Riad, la capital saudí.

Periodistas palestinos en la ciudad cisjordana de Ramalla bromearon acerca de quién tendría el valor suficiente para lanzarle los zapatos a la secretaria de estado norteamericana Condoleeza Rice.

El mandatario estadounidense dialogaba con los reporteros el domingo acompañado del primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, cuando el hombre gritó en árabe "¡Este es un beso de despedida, perro!" y le arrojó los zapatos.

"Esto es por las viudas, los huérfanos y todos los muertos en Irak", agregó.

Bush se agachó para evadirlos y ninguno de ambos mandatarios fue alcanzado por los proyectiles improvisados.

El periodista es corresponsal de la estación de televisión iraquí Al-Baghdadia, con sede en El Cairo.

La respuesta al incidente de partes de los árabes en las calles era de elogio.

"Al-Zeidi es el hombre", dijo el hombre de negocios jordano Samer Tabalat, de 42 años. "El hizo lo que los líderes árabes no hicieron".

Ghazi Abu Baker, un tendero de 55 años en la ciudad cisjordana de Jenin, afirmó: "Este periodista debería ser elegido como presidente de Irak por lo que ha hecho".

Aparentemente tratando de sacarle provecho al sentimiento árabe, la estación de televisión Al-Baghdadia, donde trabaja al-Zeidi, transmitió el lunes repetidamente pedidos a las autoridades para que pongan en libertad al reportero, en tanto mostraba imágenes de explosiones y reproduciendo una música de fondo que denunció la presencia militar estadounidense en Irak.

El mandatario estadounidense visitó la capital iraquí cuando le faltan apenas 37 días para que herede la guerra su sucesor, el presidente electo Barack Obama, quien ha prometido acabar con el conflicto.

Top