La administración Obama continúa la política económica de Bush de vaciar las arcas públicas para dar millones de dólares a las empresas privadas en quiebra

Administradores del capitalismo


 

inSurGente.- El monto total de los rescates públicos aprobados por el Gobierno de EEUU asciende a cerca de 10 billones de dólares. Sin embargo, esta cifra amenaza, incluso, con quedarse corta a la vista de las nuevas solicitudes de auxilio financiero por parte de grandes empresas y entidades financieras del país. Lo que se dice todo un cambio en la gestión.


Agencias/insurgente.-

La compañía American International Group (AIG), que fue rescatada por el Gobierno de Estados Unidos en dos ocasiones el año pasado y cuyo 80% de las acciones ya pertenece a las autoridades del país, ha solicitado más ayuda ante sus previsiones de pérdidas por valor de 60.000 millones de dólares (más de 46.880 millones de euros) para el cuarto trimestre de 2008, que serían las mayores de la historia de la firma, según una fuente cercana al asunto.

Si finalmente se cumplen las previsiones de AIG, las pérdidas de los últimos tres meses del año serían mayores que las de 54.000 millones de dólares (42.182 millones de euros) registradas por Time Warner en un trimestre de 2002 y duplicarían a las de 24.500 millones de dólares (19.138 millones de euros) que la propia AIG sufrió en el tercer trimestre del pasado año. En aquel momento, el Gobierno incrementó su paquete de rescate para la aseguradora hasta cerca de 150.000 millones de dólares, informa Efe.

Según otra fuente cercana, las últimas rondas de conversaciones con el Gobierno contemplan la posibilidad de que AIG reciba financiación suplementaria a cambio de saldar su deuda comercializando con su capital. Al parecer, la negociación se está produciendo de manera fluida y se manejan otras opciones, por lo que aún no hay nada seguro, comentó la fuente.

La cadena de televisión CNBC, que fue la primera en anunciar las importantes pérdidas previstas para AIG, aseguró que se deben a la reducción de capital en bienes comerciales y otros activos. Además, desveló que si no se alcanza un acuerdo, los abogados de la aseguradora podrían tener preparado un anuncio de bancarrota, información desmentida por una fuente cercana.

Nacionalización de Citigroup

Los contactos entre las autoridades financieras estadounidenses y la firma, que se reanudarán el próximo domingo, se producen en un momento en el que otra gran entidad, Citigroup Inc, se encuentra en apuros y podría ver cómo el Gobierno se hace con su control total y se convierte en único accionista. Aún así, es todavía posible que una negociación entre ambas partes lo evite. Por el momento, la Reserva Federal no se ha pronunciado al respecto, aunque AIG ha confirmado la negociación, según el diario Financial Times.
No son las únicas entidades en riesgo de quiebra. El Gobierno y las agencias de regulación bancaria de Estados Unidos prometieron el miércoles sostener a los bancos importantes del país con nuevas inyecciones de capital. Esa intervención se llevará a cabo mediante la compra de acciones preferentes -sin derecho a voto-, como en el pasado, pero la novedad es que podrán convertirse en acciones comunes, según informaron en un comunicado.

La transformación de acciones preferentes en acciones comunes daría al Gobierno un control mayoritario en algunas de esas entidades. Según fuentes de la Administración, el problema consiste en que algunos bancos podrían ser demasiado grandes para quebrar, según informa International Herald Tribune.

Y es que, los grandes bancos de EEUU están en quiebra. Asimismo, también se negocia una nueva inyección de capital público en los grandes fabricantes de automóviles, tales como General Motors (GM) y Chrysler. En definitiva, EEUU se enfrenta a una nueva ronda de rescates de gran dimensión y coste. Pese a todo, el presidente Barack Obama confía en reducir el abultado déficit público del país a medio plazo.
Top