Auschwitz, Guantánamo y los nuevos ‘campos de concentración’ en EEUU

Andrea Pitzer, autora de ‘One Long Night: A Global History of Concentration Camps’, se remonta al nazismo para explicar qué está ocurriendo con la política migratoria de Trump

Auschwitz, Guantánamo y los nuevos ‘campos de concentración’ en EEUU

Andrea Pitzer, durante la grabación del audio libro 'One long night'

 

“Definí los campos de concentración como la detención masiva de civiles sin juicio, generalmente por motivos de raza, religión, origen nacional, ciudadanía o partido político, en vez de por cualquier cosa que haya hecho un individuo determinado. Según esta definición, el nuevo campamento para niños establecido en Tornillo, Texas, es un campo de concentración”. Es la reflexión de Andrea Pitzer, autora de One Long Night: A Global History of Concentration Camps, que se remonta a Guantánamo e incluso a los campos de concentración nazi para explicar qué está ocurriendo con la política migratoria del presidente norteamericano, Donald Trump.

 

 

Ningún campo de concentración surgió de la nada, viene a decir la experta, que explica cómo Guantánamo surgió como centro de migrantes. “Estamos escuchando que van a trasladar algunos de estos lugares de detención a bases militares, donde tendremos menos acceso y sabremos menos lo que está ocurriendo”, dice Pitzer en una entrevista con Amy Goodman, de Democracy Now! “Y esto se remonta –añade– a una serie de campos que hemos visto en el pasado. Uno de los ejemplos más tristes fue en Francia a finales de la década de 1930. Cuando los republicanos españoles estaban perdiendo contra Franco en la Guerra Civil española, cientos de miles cruzaron la frontera con Francia. Y Francia quería mantenerlos alejados de sus ciudades principales, por lo que construyeron estos campamentos de refugiados de bastante mala calidad”. Después,  fueron deportados a Auschwitz, prosigue.

 

Según Pitzer, la situación es muy problemática porque las detenciones abren nuevas puertas a nuevos tipos de detención, como la separación deliberada de menores de padres y madres. “Es decir, ¿qué puedes quitarle a las personas que no tienen nada? Puedes llevarte a sus hijos. Y entonces, estamos infligiendo deliberadamente daño a esta población vulnerable”. Cuando pones todo ello en conexión con la historia –argumenta la autora– surgen otros elementos en juego coincidentes, como la desnaturalización de los ciudadanos. “El ejemplo más famoso, por supuesto, es la Alemania nazi, que despoja a todos los judíos alemanes de la ciudadanía”, sostiene Pitzer.

 

Puedes ver la entrevista completa aquí.

https://www.lamarea.com/2018/07/10/auschwitz-guantanamo-y-los-nuevos-campos-de-concentracion-en-eeuu/

Top