Obama acude a los tribunales para impedir la publicación de fotografías de tortura

En plena polémica por la supuesta existencia de fotografías en las que soldados de EEUU abusan de detenidos, el Gobierno ha pedido a un tribunal neoyorquino que bloquee la publicación de imágenes en las que se muestren las torturas en cárceles de Irak y Afganistán.

La Administración Obama no quiere que más fotos de tortura vean la luz. Ayer pidió a un Tribunal de Apelación de Nueva York que paralice la publicación de fotografías que, supuestamente, muestran las torturas a detenidos en cárceles secretas estadounidenses en Irak y Afganistán. «Temo que su publicación tenga consecuencias para la seguridad de nuestras tropas», alega el presidente Barack Obama en el escrito presentado en el departamento de Justicia del tribunal.

En su argumentación, el Gobierno es escuda en las valoraciones de los generales Raymond Odierno y David Petraeus, para quienes no es un buen momento para hacerlas público. «La revelación de dichas imágenes, en las que se ve a militares estadounidenses maltratando a presos, sería dar un duro golpe a los esfuerzos de las agencias estadounidenses contra los combatientes en Pakistán, Afganistán e Irak», sostiene Petraeus, jefe de las operaciones en ambos países. «Pondría además en peligro la vida de soldados, marines, pilotos, marineros, civiles y personal contratado allí», añade.

En la misma línea, Odierno, encargado de las fuerzas de Estados Unidos en Irak, incide en que, de publicarse, «algunas unidades operativas corren el riesgo de ser objetivo de ataques violentos».

El diario británico «The Daily Telegraph» dio cuenta el jueves de la existencia de fotografías en las que se ven escenas de «tortura, abusos, violaciones y todo tipo de actos indecentes».

Al menos en una se vería a un soldado violando a una prisionera en Abu Ghraib, mientras que en la otra aparecería un intérprete violando a un detenido de su mismo sexo.

El periódico recoge declaraciones del general Antonio Taguba, que investigó los abusos cometidos en la prisión iraquí. Ya en su informe de 2004, recogió acusaciones de ese tipo, pero no se llegó a filtrar la existencias fotografías que documentaban tales denuncias.

Jubilado en 2007, Taguba apoyó la decisión de Obama. «No estoy seguro de qué objeto tendría publicarlas y la consecuencia sería poner en peligro a las tropas, únicos protectores de nuestra política exterior», dijo.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gribbs, lanzó un duro ataque contra la prensa británica al afirmar que «si quiero leer un reportaje de cómo jugó el Manchester United en la final de la Liga de Campeones, es posible que abra un periódico británico. Si buscara algo parecido a noticias veraces no estoy seguro de que lo hiciera».

Top