Se agrava situación de la niñez y las mujeres en Estados Unidos

Cientos de miles de niños trabajan en condiciones peligrosas y extenuantes en muchos campos y  alrededor de 1.400 féminas son asesinadas cada año por su pareja

 

Estados Unidos es uno de los mercados principales del tráfico humano en el mundo, particularmente con fines laborales y sexuales, como lo han señalado varias organizaciones particulares.

La grave situación de los niños, adolescentes y mujeres en Estados Unidos ha tenido una tendencia creciente hacia el deterioro, pese a que las administraciones norteamericanas tienden a juzgar las situaciones de otros países y no confrontan su propia realidad, de acuerdo con el análisis de distintas agencias, medios alternativos y organizaciones especializadas.

 

Según un informe de la organización en defensa de un banco de alimentos, Feeding America (Alimentar América), más de 12 millones de niños están amenazados con el riesgo de una alimentación no adecuada y de hambre en territorio estadounidense. De manera significativa, el estudio concluyó que más de tres millones y medio de niños menores de cinco años se enfrentan al hambre. Esta cifra equivale al 17% (uno de cada seis) de los niños norteamericanos de cinco años y de edad inferior.

 

Por otro lado, un informe del Centro para Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. señala que 1,35 millones de estudiantes de secundaria fueron amenazados o resultaron heridos con un arma, al menos una vez dentro de la escuela.

En el sitio web de Zona Pediátrica Staff, se reporta que en la última década, los crímenes por agresión física y sexual han aumentado y en Estados Unidos se reportan más de 80 000 casos al año de abuso sexual a los niños, aunque el número de incidentes que no se reporta es aún mayor, ya que los infantes tienen miedo de decirle a alguien lo que les pasó, y el proceso legal de verificar los informes es difícil. El daño físico y emocional a largo plazo puede ser devastador.

 

Un análisis de una organización de derechos humanos da cuenta de la situación de cientos de miles de niños que trabajan en condiciones peligrosas y extenuantes en muchos campos en aquel país. El documento indica que las leyes que gobiernan el trabajo infantil en la agricultura son mucho menos estrictas que las relativas a otros sectores de la economía nacional.

 

Mientras, el Departamento de Educación de EE.UU. reconoció que más de 200 000 alumnos de escuelas públicas recibieron castigos corporales al menos una vez durante el último año escolar. El castigo corporal, que suele consistir en uno o más golpes con una pala de madera en las nalgas del castigado, es legal en las escuelas públicas de 21 estados. Un estudio del 2008 sobre "Una educación violenta", se centra en el castigo corporal en las escuelas de Texas y Mississippi, dos de los estados donde más predomina esta práctica. En el texto se observó que el castigo corporal puede producir graves lesiones y se emplea de manera desproporcionada contra los alumnos negros y de educación especial.

 

En cuanto a la situación de la mujer, la discriminación está presente en el mercado laboral y en los lugares de trabajo.

Las mujeres estadounidenses son víctimas de violencia intrafamiliar. De acuerdo con una información de la Organización Nacional para las Mujeres, en aquella nación alrededor de 1 400 féminas son asesinadas a golpes cada año por su pareja. El cálculo anual de mujeres golpeadas en ese país es de entre dos y cuatro millones. Ellas tienen diez posibilidades más de ser agredidas que los hombres. Las mujeres separadas, divorciadas o solteras, así como aquellas de bajos ingresos y las afroamericanas, son víctimas en una medida desproporcionada de ataques y violaciones.

 

La tasa de violencia intrafamiliar en las familias que viven debajo de la línea de pobreza es cinco veces más alta que en las familias corrientes. Estadísticas muestran que el 37% de las mujeres en EE.UU. recibió tratamiento médico de emergencia debido a manifestaciones de violencia intrafamiliar por lo menos una vez; el 30% de las mujeres en estado de embarazo sufre ataques por parte de sus parejas; el 50% de los hombres estadounidenses ataca con frecuencia a sus esposas e hijos; el 74% de las profesionales sufre violencia por parte de sus colegas. Según un reporte de AP, la violencia familiar se está extendiendo a los lugares de trabajo.

 

El diario La Opinión, de Los Ángeles, dice que solamente en EE.UU. alrededor de 50 000 víctimas son traídas anualmente para la esclavitud sexual, de las cuales solo en Los Ángeles, sin incluir víctimas en fábricas o servicios domésticos, unas 10 000 mujeres viven retenidas en prostíbulos clandestinos.

En la nación norteña, el 40% de las prostitutas es de origen afroamericano y las afroamericanas son el 12% de la población, advirtió Richard Poulin, profesor titular en el Departamento de Sociología y Antropología de la Universidad de Ottawa, reconocido investigador de los procesos de globalización de la industria del sexo, en una entrevista con el diario argentino Página/12.

 

Otro estudio publicado por el American Journal of Epidemiology, dice que la edad de fallecimiento promedio de las prostitutas en Estados Unidos es de 34 años. Otros análisis muestran que nueve de cada diez prostitutas anhelan vehementemente dejar su actividad y casi la mitad ha intentado cometer suicidio al menos una vez. (SE)

 

El desempleo en la Florida supera el 10%

La tasa de desempleo de la Florida entró en el 10% el mes pasado, y alcanzó 10,2%, dijo hoy el Departamento de Trabajo de la Florida. Es la tasa más alta desde 1975. Se trata igualmente de un aumento con relación a abril, cuando fue de 9,7%, dice The Miami Herald.

La Florida ha perdido 417 500 empleos, lo que equivale a 5,3% del total del estado en los últimos 12 meses. Solo en mayo, el estado vio desaparecer a 61 000 empleos, más que ningún otro estado del país, excepto California.

Por su parte, la tasa de desempleo de Miami-Dade fue de 9,8%, un alza en comparación con el 8,2% del mes anterior, según estadísticas del Departamento de Trabajo de EE.UU.

Top