EE UU confirmó a Moratinos en 2005 escalas en España de vuelos ilegales de la CIA

Aviones fletados por la CIA hicieron escala en aeropuertos españoles en el marco de operaciones ilegales de traslado de prisioneros. No lo dicen sólo organizaciones de defensa de los derechos humanos o instituciones como el Parlamento Europeo o el Consejo de Europa. Se lo confirmó en 2005 la propia Embajada de Estados Unidos en Madrid al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, dirigido por Miguel Ángel Moratinos. El avión que voló de Guantánamo a Tenerife realizaba una entrega de presos

 

 

 

 

En concreto, el entonces encargado de negocios de la legación diplomática, Robert Manzanares, confirmó que el Gulfstream IV que el 12 de abril de 2004 llegó al aeropuerto de Los Rodeos (Tenerife) procedente del campo de prisioneros de Guantánamo participaba en una operación de "entrega extraordinaria" de la agencia estadounidense de espionaje. Es decir, trasladaba a una o varias personas ilegalmente detenidas de un país a otro, sin procedimiento de extradición ni control judicial alguno. Y con riesgo cierto de ser objeto de torturas.

 

El consuelo es que, durante su brevísima estancia en suelo español, el avión no llevaba a bordo a ningún prisionero. Al menos, eso es lo que le aseguró el diplomático estadounidense al entonces director general de Política Exterior para Europa y América del Norte, José Pons. Y la diplomacia española lo creyó.

 

La revelación la hizo Moratinos el pasado día 10 en el Congreso, aunque entonces pasó desapercibida, porque la atención estaba puesta en las escalas de aviones militares (no civiles) en bases españolas camino de Guantánamo, que era el objeto de su comparecencia, y porque el ministro presentó dicho reconocimiento como si fuera la reiteración de un hecho conocido.

 

Aguirre de Cárcer afirma ante el juez Ismael Moreno que la decisión sobre las escalas a Guantánamo fue política

Top