Bombas de muerte, terrorismo de un Estado neoliberal, no otra cosa

Responsable el Gobierno, y no por machista ni por feminista, sino por neoliberal

 

El Gobierno pretende justificar el suministro de bombas a Arabia Saudí con el argumento de que se trata de bombas inteligentes. El Gobierno da por hecho que un país como Arabia Saudí solo va a utilizar las bombas con la mayor delicadeza y sin hacer más daño que el estrictamente necesario, porque se trata de bombas inteligentes. Poco importa la alta tecnología con que estén construidas a la población de un país tan pobre y sumido ya en la hambruna. Las bombas del tipo que sean, bombas son de muerte y sangre y, su uso, un crimen con todos los agravantes y más todavía cuando se trata de una agresión a un país empobrecido. Bombas y buques de guerra (corbetas) destinados a un país que lidera la violación de derechos humanos y que, además, van a ser utilizadas contra un país soberano que está siendo invadido y arrasado por intereses económicos y estratégicos inconfesables.

 

 

Yemen está siendo masacrado y el Gobierno español ha decido participar directamente proveyendo de bombas y buques de guerra al agresor, a Arabia Saudí.

 

El pretexto no tiene tanto que ver con los puestos de trabajo como con la alianza tradicional con este país. Alianza mantenida a todos los niveles, empezando por la familia real, desde el ex rey Juan Carlos hasta Felipe VI. Por favor, así las cosas, ahora no hablemos de democracia, no, no es el momento.

 

El tema tiene muy poco o ningún recorrido. Nada puede justificar esta política exterior del Gobierno que no sea su predisposición a saltarse lo más básico del Derecho Internacional, la carta de Naciones Unidas y los Derechos Humanos más elementales. ¿Qué puede justificar participar de modo tan directo en los bombardeos que está realizando Arabia Saudí sobre el Yemen cuando, en realidad, lo que pretende y lo que está haciendo es diezmar su población?

 

Colaborar en esta destrucción por tierra mar y aire, solo tiene un nombre: terrorismo de Estado.

 

Sobre Yemen

Población, 27 millones de habitantes

Superficie, 527.000 km2.

PIB, en el lugar 100 de los países.

Seguramente el valor estratégico más importante está relacionado con ser la llave de paso del mar Rojo por el que circula una buena parte del comercio mundial, tal como puede observarse en el mapa.

 

Top