"Anticapitalistas" descubre el Mediterráneo: "Podemos es incapaz de impugnar a la "Élite económica"

Prosigue el proceso de descomposición de la formación política Podemos

El grupo político "Anticapitalistas", que hasta hace tan sólo unos días formaba parte de la dirección de Podemos, ha cogido las de Villadiego. Justifican su espantá en el hecho fehaciente de que la actual dirección de Podemos ya no sólo no impugna a la "clase política", sino que ni siquiera es capaz de levantarle la voz a las poderosas "élites económicas" del país, convirtiéndose ellos mismos en una parte de "la casta" del Estado. 

     El grupo "Anticapitalistas", que hasta la pasada semana formaba parte integrante de la dirección de la formación política Podemos, emitió el pasado sábado un comunicado en el que indicada que en la actualidad, a diferencia de lo que sucedía hace seis años, la dirección de Podemos es incapaz de impugnar a la "clase política" y a la "élite económica" de este país. Y que por ello, entre otras razones, Anticapitalistas abandona definitivamente esa formación.

 

     La apresurada huida de "Anticapitalistas" de los filas de Podemos no es más que la expresión del extenso repertorio de deserciones, abandonos, ambiciones málogradas y vendettas personales que han tenido como embrión a un Partido que ni siquiera llegó a lograr esa categoría. La verdad es que nunca pasó de ser una suerte de popurrí  de variopintas y hasta contradictorias melodías
 

    La veloz desintegración de Podemos ha sido un progresivo desmoronamiento que ya empezó a   producirse desde el mismo momento de su alumbramiento. Carente de estructura orgánica, de una ideología coherente, de una mínima influencia social efectiva, de trayectoria y de experiencia política, el reducido grupo de jóvenes  profesionales que urdió el "experimento" en las cubetas de un laboratorio universitario estaba  firmemente convencido de que todo el monte era puro orégano; y de que apoyándose en su transversalismo ideológico  sería capaz de aglutinar a todo un ejército  de ciudadanos desconcertados por la crisis, encabezados un "macho alfa" que los conduciría, victoria tras victoria, a un glorioso "asalto de los cielos".

 

   El experimento acabó como tenía que acabar. Con el profeta y sus compinches portando lustrosas carteras ministeriales, subsecretarías, direcciones generales y múltiples canonjías y, enfrente,  al otro lado de la calle, con la mirada desconcertada de millones de  ciudadanos, que ilusionados  habían creido que los cielos era posible conquistarlos con la exclusiva ayuda de las instituciones.
 

      El último eslabón en desprenderse de la cadena de "asaltantes celestiales" ha sido "Anticapitalistas". Un grupo de amiguetes, que se reclaman afines al  "trotskismo" y  que, pese al escaso numero de militantes que les quedan, cuentan, no obstante, con una larga y sinuosa trayectoria histórica y política. Con su espantá  de la pasada semana, "Anticapitalistas" encara ahora su enésima escisión en un extenso rosario de coaliciones, unidades, acuerdos y pactos puntuales, suscritos  en el transcurso de trayecto biográfico, en el que la coherencia ha brillado por su ausencia.  

   En el comunicado hecho público este fin de semana, "Anticapitalistas" justifica  su separación de Podemos alegando que  las decisiones tomadas durante los "últimos meses" han trazado  un rumbo que  ellos de ninguna manera pueden compartir.

  "La entrada de 5 ministros de UP a un gobierno progresista-neoliberal hegemonizado por el PSOE, en el que ese partido controla los principales resortes del poder, lejos de debilitar al actual régimen político, suponen integrarse en el mismo y considerar su gestión como el único horizonte posible".

    Argumentan  que la  fórmula propuesta en su momento por "Anticapitalistas" de que Podemos  pactara  la investidura con el PSOE, y pasara  posteriormente a la oposición, quedó descartada por la actual dirección podemita.

 
      Como si se  acabaran de caer de la grupa del caballo de San Pablo,  los "anticapis" alegaron este fin de semana que una de las razones  que han tenido para  escindirse de la formacion que contribuyeron a crear han sido las  "políticas de pacto y consenso social" de Podemos, cuya dirección ha renunciado, dicen, a "confrontar con los grandes poderes económicos".


   Resulta insólito que  pese a los truculentos vaivenes y reconversiones que ha venido sufriendo Podemos durante estos últimos seis años, el fino olfato de "Anticapitalistas"  haya sido incapaz  de detectar lo que denuncian hoy como si hubieran descubierto el Mediterráneo. O sea, que Podemos

 

   "ha pasado de impugnar a la clase política y a las élites económicas, a convertirse en parte de la primera sin tocar los beneficios de las segundas".

 

    El comunicado de los "anticapis" termina  rizando el rizo de las autojustificaciones,  expresando que desde hacía mucho tiempo ellos venían haciendo críticas a la formación liderada por Pablo Iglesias, por estimar que éste estaba siguiendo "un rumbo equivocado". La verdad es que el "ojo clínico" de los "anticapis" predispone a que en el futuro podamos depositar en ellos toda nuestra confianza, como alternativa a  nuestra  desilusión podemita.


     Quizá fue por la audacia de linces que los caracteriza, por la que los "anticapis" necesitaron que se produjera nada menos que el "parto de los montes" del gobierno progresista para decidirse, finalmente,  a tomar las de VilladiegoA buenas horas, mangas verdes.

 

PARA LEER EL COMUNICADO INTEGRO DE "ANTICAPITALISTAS" PINCHAR AQUÍ

 

http://canarias-semanal.org/art/26889/anticapitalistas-descubre-el-mediterraneo-podemos-es-incapaz-de-impugnar-a-la-elite-economica
Top