El PSOE, UGT y CC.OO se unen al pacto que alcanzaron Izquierda Unida y el PP en Caja Madrid


 

La explicación de los detalles corrió a cargo de Beteta, quien subrayó que en la reunión no se han dedicado "al reparto de cargos ni de nada de esto", pero anunció que "ha habido una coincidencia profunda" para crear, de cara al proceso electoral en Caja Madrid, una "candidatura única que muestre la unidad de las fuerzas políticas y sociales, donde el PP liderará el proceso".


En este sentido, preguntado explícitamente si este acuerdo garantiza un cambio de presidente de la entidad antes de finales de año, el consejero apuntó que la elección "se produce necesariamente porque hay que elegir a un presidente de Caja Madrid, aunque puede ser el mismo o no". Además, avanzó que "no se ha hablado de ninguna persona".


Señaló que este acuerdo "supone la definición de Caja Madrid como una pieza clave para el desarrollo regional, entendiendo que deben implementarse una serie de políticas que han de favorecer la llegada del crédito a las familias y a las empresas madrileñas, así como a los ayuntamientos que ahora mismo tienen graves problemas en materia de financiación".


Beteta subrayó además que el pacto se funda en el "planteamiento de qué debe hacer y cómo debe trabajar Caja Madrid" y en que "todas las fuerzas participen en los órganos de Caja Madrid". "A tal efecto habrá una lista única a los órganos de la caja, respetando los porcentajes o pesos de cada una de las fuerzas. Este proceso se llevará a cabo con la rapidez y celeridad que indica la normativa vigente y de la cual se deriva que a finales de noviembre estará concluido", planteó.


El objetivo de la reunión, dijo Beteta, ha sido acordar un "cambio estratégico porque hay que profundizar en la cercanía de Caja Madrid con las empresas, familias y ayuntamientos". Tras un análisis pormenorizado, se ha visto una "coincidencia en un planteamiento común en la decisión de que Caja Madrid tiene que ser una pieza clave en el desarrollo venidero de Madrid", por lo que han decidido "trabajar conjuntamente".


Asimismo, el consejero dijo que el cambio de posición de PSOE y los sindicatos se debe a que "la realidad de la vida se impone y muchas reticencias que podía haber con un diálogo franco y sincero, y alejado de las presiones," se mitigan. "Han hecho que estemos en la línea de urgir entre todos un cambio en la caja. Creo que cuando se llega al convencimiento profundo de que es necesario un cambio en la caja para acercarla más a las empresas, familias y ayuntamientos, hace que otras cuestiones pasen a segundo nivel", añadió.

Top