Ecuador. La cena de los idiotas

Lenín Moreno ha entregado al país al FMI, que hace lo que sabe hacer: debilitar al Estado y fortalecer a las grandes empresas y obligar a los pobres a pagar una crisis que no han generado ni provocado. Como siempre.



Otra de "progres", y van... En Ecuador estamos asistiendo a otra Syriza 2.0, más de lo mismo. Y para que no leáis hasta el final os lo diré al principio: de esos polvos vienen de estos lodos. ¿Quién eligió a Lenín Moreno? Rafael Correa. El que ahora va de Varoufakis por la vida -como este iba criticando a Tsipras- es el culpable original de todo puesto que en sus últimos años de gobierno había dejado en nada eso de una política "antineoliberal, antiprivatizadora, de respeto a los movimientos sociales y a la naturaleza", etc., con la que se inició en 2007.

Dicho esto, voy al meollo. Moreno ha entregado al país al FMI, que hace lo que sabe hacer: debilitar al Estado y fortalecer a las grandes empresas, por una parte, y obligar a los pobres a pagar una crisis que no han generado ni provocado. Como siempre. ¿El FMI o el BM cambian, se visten con ropaje "humano"? Haceos mirar la cabeza si alguna vez habéis tenido dicho pensamiento. Y todo ¿para qué? para pagar la deuda externa, otra vez.

¿Alguien recuerda a este payaso que ejerce de presidente llamando en la ONU a la guerra imperialista contra Venezuela, que ha dicho que Ecuador va a abandonar la OPEP y UNASUR? Pues eso, junto a la entrega al FMI, es la constatación fehaciente de cómo se vende un país a los intereses extranjeros, a EEUU para ser mucho más preciso. 

Me he tomado la molestia de leer lo que incluyen las medidas del FMI y refuerzan al sector empresarial de todas todas: se elimina el impuesto sobre la renta (una de sus principales exigencias); la devolución de tributos a la exportación; la reducción del impuesto de salida de divisas para las materias primas, por ejemplo. Además, se liberalizan los precios de las gasolina y del diésel, hasta ahora subvencionados, así que a ver si adivináis quién será el principal perjudicado.

Al igual que Syriza, el gobierno de Alianza País le dice al pueblo ecuatoriano que tiene que ser "comprensivo", que "hay que poner la casa en orden" y que "todos tenemos que sacrificarnos" para lograr días mejores. Por eso, para lograr comprensión, es por lo que se promulga el estado de excepción. El FMI aplaude. Los idiotas siguen pensando que a través de las elecciones la izquierda puede cambiar el mundo.

El año pasado Ecuador fue el país invitado al Foro de Davos y Lenín Moreno la estrella. Eso me recordó la maravillosa obra de Francis Veber"La cena de los idiotas" (si no la habéis leído, hay una película de igual título), en la que unos capitalistas establecen, como un concurso, que cada uno de los asistentes debe ir acompañado de un personaje extraño, del que todos puedan reírse, y quien lleve al más extravagante gana y recibe el reconocimiento de todos. También me lo recordó cuando Lula fue invitado en 2010 al mismo foro y los capitalistas le consideraron "estadista global".

Así que nada, a seguir siendo los idiotas del capital. Tiene muy bien surtida su mesa y siempre es necesario algún bufón "progre" que entretenga a los comensales.

http://elterritoriodellince.blogspot.com/

Top