La política de la lumpenburguesía en tiempos de pandemia: la “esencialidad” del patrón exportador

 

En México, distintas cámaras patronales tales como la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), firmas del Grupo Monterrey (tales como Cemex, Grupo Alfa, Vitro, Frisa y Grupo Proeza), las cuales forman parte nuclear de la lumpen-oligarquía dependiente en este país, presionan al Estado para que éste proclame distintos sectores económicos como “esenciales” y con ello puedan reabrir sus actividades productivas y de servicios. 

Ello a razón del decreto del Ejecutivo (publicado el 27 de marzo en el Diario Oficial de la Federación) cuyo artículo primero ordena la “suspensión inmediata, del 30 de marzo al 30 de abril de 2020 de las actividades no esenciales”, así como de las nuevas acciones extraordinarias que extienden la “Jornada Nacional de Sana Distancia” alargando la suspensión de “actividades no esenciales” hasta el 30 de mayo, ello, “con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus SARS-CoV2 en la comunidad, para disminuir la carga de enfermedad, sus complicaciones y la muerte por COVID-19 en la población residente en el territorio nacional”.

Seguir leyendo...

Descargar: https://www.alainet.org/es/file/23047/download?token=NkurHGPw

Top