Testimonio sobre Nicaragua. Independencia: Septiembre, Mes de la Patria

 

Andrés / Tu piedra es mi esperanza. / Ha pasado un siglo y ya lo ves, / todo lo mismo. / Pudo más el oro que la sangre./ toda tu tierra, Andrés. / Desde los lagos al Coco, / desde el Cabo hasta el San Juan. / Es una sola lágrima donde la Patria llora / Lanza la piedra. / ¡Lanzala! / A un siglo de distancia, el enemigo, / es el mismo.

Poema titulado Andrés. Autor, el gran poeta nicaragüense, Fernando Gordillo, donde refleja el espíritu de las luchas de Nicaragua, en particular las de Septiembre.

 

Que absurdo sería mirar a Nicaragua sin tener en cuenta el triunfo revolucionario sandinista en Julio de 1979, un triunfo de la clase trabajadora del mundo. Pero en el mes de Septiembre, el día 15, lo que se celebra es la Independencia, lograda en el año 1821.

El Señor Embajador Don Carlos Midence expuso en la Casa de América de Madrid la situación en éste tiempo post Covid, en el que yo quiero recordar que los frutos de hoy son los expresados deseos en el poema del gran Ernesto Cardenal: son conquistas del pueblo nicaragüense y su Gobierno.

El Señor Embajador en Madrid, Don Carlos Midence, expuso en Casa de América cómo aquello por lo que se luchó, hoy deja ver los frutos que se ansiaban. Centró su intervención en las circunstancias actuales tan complejas en los campos de salud, innovación-creación y turismo. En lo que respecta al combate contra la pandemia destacó la disciplina que el pueblo nicaragüense ha venido incorporando a ésta lucha. Las cifras conocidas en la semana en que estamos indican que Nicaragua es uno de los países con la letalidad más baja de la región y del mundo, 1.25, confirmado por la revista Forbes: las cifras son: 4.065 personas infectadas, de ellas 3.804 se han recuperado. Siguen activas 112 personas, y han fallecido 149.

 

Continuó su exposición diciendo: Se ha conseguido contener la enfermedad porque Nicaragua dispone de una Sanidad Pública que se ha venido potenciando desde que el Gobierno Sandinista se hizo cargo del país y, desde entonces, la inversión ha sido ingente. Era fundamental fortalecer el sistema de salud pública del país, que había sufrido un gran deterioro en los gobiernos anteriores. En los últimos tiempos se han construido más de 20 nuevos hospitales, muchos de ellos de referencia en la región, son más grandes y mejor equipados, con todo su personal formado, capacitado, y con todo lo necesario. Ese sistema de salud fue uno de los factores importantes para contener la pandemia. Otro fue, es, que el 75% de la población es menor de 45 años, y las estadísticas nos dicen que la población hasta esa edad es menos vulnerable. El 3º de los factores es que las distancias entre ciudades preservan a la población en Nicaragua. En términos territoriales Nicaragua tiene más de 130.000 km2, es un poco más grande que Portugal y no alcanza los 7 millones de habitantes. No podemos, ni debemos, dejar de mencionar el intercambio de experiencia con países hermanos que han tenido éxito también en la contención de la pandemia. Uno más de los elementos a tener en cuenta es que nuestra población ha recibido enormes campañas de vacunación, contra diversas enfermedades como la influenza, el neumococo, la polio, rotavirus… es decir somos la ciudadanía, en la región, que más se ha tratado, y eso ayuda. También hay que tener en cuenta la climatología, que es calurosa y húmeda. Nuestro Sistema de Salud se llama de Atención y Prevención de Desastres Naturales y Enfermedades Epidémicas, por haber sido afectados por el zika, el dengue, ...por lo que debemos disponer de un sistema preventivo, ir por delante de las enfermedades.

 

Por eso cuando se dio la alarma de que esta enfermedad podía convertirse en pandemia se activaron todos los medios y se empezó a hacer trabajo profiláctico, se daba información por todos los medios y se visitaba a las familias, y eso es importante, la atención cara a cara, la atención directa, y las familias se concienciaron más. La población nicaragüense ha hecho mucho caso de las recomendaciones de nuestras autoridades. Por eso Nicaragua es uno de los pocos países que no confinaron a la población de manera drástica. Ésto nos ha permitido, como dice la CEPAL en un reciente estudio, crecer en las exportaciones, un 14% más, y después han sido Costa Rica y Guatemala pero a mucha distancia, un 3%.

 

Esa interacción entre nuestras autoridades y la población sembró conciencia de que lo primero era guardar la vida de las personas, y luego el aspecto económico. Ahora Nicaragua es uno de los pocos países de la región que no se ha endeudado para hacerle frente a la pandemia. En caso de endeudarnos sería para invertir en protección social, hospitales, escuelas, carreteras, … No se cerraron los circuitos, si se cerraron los aeropuertos, como hizo todo el mundo.

Todas esas medidas de seguridad que se están haciendo hoy en las zonas fronterizas en tiempos de post pandemia, tomar la temperatura, dar seguimiento a las personas, ...eso se hizo en Nicaragua antes de que se declarara pandemia, procurando contrarrestar la posibilidad de que hubiera transmisión comunitaria. Esas medidas se siguen haciendo hoy. Las personas que quieran viajar a nuestro país deben presentar una prueba PCR negativa realizada en las últimas 72 horas. El turismo es importante para nosotros, pero el rubro más importante es la producción de alimentos, por eso tuvimos ese récord en exportación.

 

Nicaragua es el único país en la región que tiene un centro de producción de vacunas, el Centro Mechnikov ruso-nicaragüense, avalado por la OMS, y hay muchas posibilidades de que la vacuna rusa se produzca allí y pueda irradiarse al resto de la zona.

Por lo que se refiere al potencial creativo y turístico de Nicaragua, todos saben que el idioma es el español, pero en la zona oriental también se hablan otros 6-7 idiomas. No se requiere Visa, para entrar solo hace falta una tarjeta de turista que cuesta 10 dólares. Si la zona del Pacífico se ha definido hasta ahora por su nivel turístico, ahora se potencia enormemente la zona del Caribe. En la zona del Pacífico la alimentación tiene como base el maíz, y con él se elaboran aproximadamente 320 platillos diferentes. Además prevalece el marisco y el coco, resultado todo ello muy económico, y contando con el café nicaragüense como una marca del país, reconocido en el mundo por su calidad. Nicaragua tiene 25 volcanes, que se han empleado para el turismo y para la generación de energía. Es el país líder en la región en la producción de energías renovables, junto con Costa Rica, lo que se consiguió en menos de 10 años de Gobierno Sandinista. Hoy tiene acceso a la energía eléctrica el 99,8% de la población, y el 77 % de esa energía se produce por los volcanes, por el viento, por el sol y por el agua. Antes de la llegada del Gobierno Sandinista apenas el 48 % de la población tenía luz eléctrica y era por combustibles fósiles.

La UNESCO también reconoce a Nicaragua como el país de la región que tiene un mayor Patrimonio Intangible de la Humanidad y Patrimonio de la Humanidad. En los años 80 del siglo pasado, bajo un bloqueo brutal de los EEUU, el pueblo se volcó para formar lo que se conoce como una cultura de innovación, y debido a esa experiencia hoy tenemos 9 plataformas y se ha creado la Comisión de 28 Instituciones del Poder Ejecutivo en interacción con los pequeños agricultores y productores, y eso ha permitido que Nicaragua sea un país que tiene hoy autosuficiencia alimentaria, con el Ministerio de Economía Familiar Cooperativa y Asociativa que protege a los medianos y pequeños productores.

 

Hasta aquí la intervención del Señor Embajador de Nicaragua en Madrid, Don Carlos Mindence, de la que no podemos separar el poema de resistencia y lucha del poeta Fernando Gordillo, con el que había encabezado ésta nota sobre Nicaragua:

Andrés / Tu piedra es mi esperanza. / Ha pasado un siglo y ya lo ves, / todo lo mismo. / Pudo más el oro que la sangre./ toda tu tierra, Andrés. / Desde los lagos al Coco, / desde el Cabo hasta el San Juan. / Es una sola lágrima donde la Patria llora / Lanza la piedra. / ¡Lanzala! / A un siglo de distancia, el enemigo, / es el mismo.

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

Top