Las guerras como negocio

armas_dolares.jpg

 

El Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) ha publicado un informe (https://www.sipri.org/sites/default/files/2018-03/fssipri_at2017_0.pdf) donde analiza la evolución de compra y venta de armas en los últimos diez años constatando la tendencia alcista del mercado global de armas: en el periodo 2013-2017 la venta de armas aumentó un 10% respecto al lustro anterior 2008-2012.

 

Asía y Oriente Medio lideraron las importaciones durante estos años de grave crisis económica en Europa y EE.UU.

 

Las guerras en Siria y Yemen y el rearmamento de países como Qatar, Emiratos Árabes Unidos o Egipto han provocado que en diez años los países de Oriente Medio hayan doblado sus importaciones de armamento, según el informe del SIPRI.

 

«El conflicto violento generalizado en Oriente Medio y las preocupaciones sobre los derechos humanos originaron un debate político en Europa occidental y Norteamérica sobre la restricción de las ventas de armas», afirma Pieter Wezeman, investigador senior del Programa de Armas y Gasto militar de SIPRI. «A pesar de ello, los EE.UU. y los países europeos se mantienen como principales exportadores de armas a la región y suministraron más del 98% de las importaciones de armas de Arabia Saudí».

 

En el período 2013-17:

 

– Arabia Saudí fue el segundo mayor importador de grandes armas del mundo, con un incremento de las importaciones del 225 % en comparación con 2008-12.

 

– Las importaciones de armas por parte de Egipto (el tercer mayor importador en 2013-17) crecieron un 215 % entre 2008-12 y 2013-17.

 

– Los Emiratos Árabes Unidos fueron los cuartos mayores importadores en 2013-17.

 

– Qatar (el 20º mayor importador de armas) incrementó las importaciones y firmó varios grandes contratos en aquel periodo.

 

Asia fue el otro gran importador de armamentos. India se sitúa como el mayor importador mundial de armas en 2013-17, el 12 % del total global con Rusia como principal vendedor (62 % de las importaciones de armas de India en 2013-17).

 

Las importaciones de armas de China cayeron un 19 % entre 2008-12 y 2013-17. A pesar de esta disminución, fue el quinto mayor importador mundial de armas el 2013-17.

 

En el período 2013/17 los cinco primeros vendedores de armas en el mundo fueron:

 

Estados Unidos el 34% del total; Rusia el 22%; Francia, el 6,7% Alemania, el 5,8% y China, el 5,7%.

 

Con relación al periodo 2008/12 en el período 2013/17 aumentaron sus ventas: Estados Unidos en un 25%, Francia en un 27% y China en un 38%.

 

Además de los principales países destinatarios de las exportaciones de armas señalados más arriba, donde existen tensiones y conflictos latentes entre países vecinos, buena parte de las armas van a parar a las regiones donde hay conflictos armados donde las víctimas, entre muertos y desplazados, se cuentan por millones.

 

Según el mismo SIPRI el gasto militar mundial ascendió en 2016 a 1,69 billones de dólares (1,57 billones de euros), un 0,4 % más en términos reales respecto al año anterior. Y, al parecer, con tendencia a seguir aumentando en 2018.

 

El incremento estuvo impulsado por el aumento del gasto en Europa y en Estados Unidos, que mantiene su indiscutible posición hegemónica con un 36 % de la inversión total, casi el triple que China y nueve veces más que Rusia, los siguientes países en la tabla.

 

El gasto mundial, que mantiene la tendencia de la ligera subida registrada en 2015, supone el 2,2 % del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, según el SIPRI, que resalta que los 15 principales países inversores en armamento acapararon el 81 % del total.

 

Es de hacer notar que entre los cinco primeros exportadores de armas, cuatro (USA, Rusia, China y Francia) son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, cuya misión principal sería salvaguardar la paz en el mundo.

 

Pero la realidad es que privilegiar la fabricación y la venta de armamentos y las guerras, con sus secuelas de muertes y devastaciones masivas son inherentes al sistema capitalista vigente, cuyos principales guardianes son las grandes potencias. Lo que se ha dado en llamar la «destrucción creativa»: el negocio de la destrucción seguido del negocio de la reconstrucción.

 

 

https://www.alainet.org/es/articulo/191570
Top