Trump ante Corea del Norte e Irán, en 15 puntos

- Rompe el acuerdo nuclear con Irán, logrado tras siete años de arduas negociaciones, mientras afirma que busca un pacto sobre las armas nucleares de Corea del Norte (CN).

- ¿Qué pretende Trump, realmente?

Varias personas miran en Seúl un programa de televisión que informa sobre la cumbre entre EEUU y Corea del Norte. REUTERS / Kim Hong-JiVarias personas miran en Seúl un programa de televisión que informa sobre la cumbre entre EEUU y Corea del Norte

 

Hagan un trato o les asesinaremos”, es el ultimátum del presidente de EEUU a los mandatarios de Irán y de CN, y el subconsciente le traiciona la poner el ejemplo de Gadafi: O sea, ¿al líder libio​ no le mataron los “rebeldes demócratas”, sino los terroristas bajo el mando de EEUU?

  1. La táctica perseguida por Trump con ambos países ha sido plantear exigencias imposibles de cumplir para ser rechazadas, provocando situaciones bélicas. En palabras de John Bolton “una reunión entre Trump y Kim es útil solo porque inevitablemente fallaría, y luego EEUU podría moverse rápidamente a la siguiente fase, presumiblemente una confrontación militar”. Estos profesionales de la manipulación de conciencias y de hacer “guerras preventivas”, presentan una acción agresiva como justificada. Es lo que EEUU hizo con Yugoslavia: En febrero de 1999 rechazó la propuesta de Belgrado para iniciar conversaciones de paz, el regreso de los desplazados, y la formación de una asamblea descentralizada para los pueblos. Pero, Washington pretendía acabar con el ultimo estado socialista de Europa. Le impuso el “Acuerdo de Paz de Rambouillet”, que convertía el país en un feudo de la OTAN, y preveía la separación de Kosovo, hoy la segunda base militar más grande de EEUU. Lo mismo pasó con Afganistán: Según Kabir Mohabbat, empresario contacto entre EEUU y Talibán, Mula Omar ofreció la entrega incondicional de Bin Laden y sus lugartenientes al Tribunal de la Haya, a la Unión Europea o a propio EEUU. Sin embargo, Bush le dio largas hasta el octubre de 2001 cuando mandó a 300.000 soldados a ocupar el estratégico país, bajo el pretexto del 11S. Y sucede lo mismo con los palestinos.
  2. EEUU ha rechazado la propuesta chino-rusa del “Doble congelamiento”: de que Washington pare sus ejercicios militares en la frontera de CN, y éste a cambio detenga sus pruebas nucleares y de misiles.
  3. Trump pide a CN que haya una ‘desnuclearización completa, verificable e irreversible’, que significa la destrucción de las armas nucleares y la eliminación de su uranio almacenado, y a cambio de nada. Si se porta bien y cumple, quizás una vez desarmado mande levantar las sanciones, y les proporcione tecnología, ayuda económica, y la retirada de las tropas de Corea del Sur. ¿Realmente piensa que los coreanos, que en 1953 perdieron el13% de su población bajo 32.000 toneladas de bombas de napalm de EEUU, y de hambre y desesperación, son suicidas o estúpidos? Al poner el ejemplo de la “solución de Libia” como la “pedagogía del terror”, el propio Trump muestra la calidad de su materia gris: Gadafi se deshizo de las armas químicas en 2003 y en 2011 su desarmado país fue arrasado bajo toneladas de bombas de la OTAN. También está la “lección de irán”: aunque renuncies a tu programa nuclear y firmes un acuerdo, lo pueden drogar, someter a tu nación a unas duras sanciones y una vez exhausto, sepultarte bajo las cenizas y escombros.

Los verdaderos objetivos de Trump con Corea del Norte

  1. Impedir un acercamiento entre los dos coreas, y su posible reunificación. Que Corea del Sur tenga una vía directa de dialogar con el Norte, resta la capacidad de presión de EEUU a CN, y debilita sus planes bélicos. Fue un movimiento audaz de Kim el intentar separar a CS de EEUU.
  2. Trump pretende ser visto como “el gran estadista”, preocupado por la paz mundial, y merecedor (como Obama) de un Nobel, quizás por sus méritos en conseguir el monopolio de las armas nucleares y tener el único en tener el derecho de su uso.
  3. Intensificar la guerra económica contra China, bajo el nombre de sanciones secundarias y tras “el fracaso de las negociaciones”.
  4. Dominar el espacio de influencia de China, aunque el Sr. Xi hará todo lo posible para evitar una guerra o una Corea unificada bajo el control de Washington.
  5. Amenaza a CN para intimidar a China y Rusia, para que acepten sanciones más severas contra este país (que perjudica a las dos potencias) impidiendo una guerra.
  6. Ahora que está perdiendo terreno político-económico a China en esta región, aumentar la presencia militar de EEUU en Guam y construir nuevas bases militares en CS (por la empresa estadounidense Gilbane Federal de Concord que ha recibido 133,4 millones de dólares). Ya ven, el simple anuncio de una amenaza sube los beneficios de las compañías de armas. Rusia, por su parte, exhibirá sus misiles en el Pacífico en respuesta al despliegue de THAAD en Corea del Sur por EEUU.
  7. Dijo Trump que intentar llegar a un acuerdo con CN era “perder el tiempo”. Su gobierno ha sido constituido para organizar grandes guerras. Entre las razones del cese de Rex Tillerson (que estaba en favor de dialogar con Irán y CN) fue poner fin a la diplomacia y entregar la política exterior al Pentágono y la CIA.
  8. Es poco probable hoy un ataque de EEUU contra CN, ya que lo suyo es agredir a los estados con una considerable inferioridad militar como Yugoslavia, Afganistán, Yemen, Irak, Libia o Siria. Pero, la hipótesis planteada por Gardiner Harris en New york Times, es interesante: si mueren 10.000 estadounidenses en un ataque convencional de CN [¡te referirás a uno de bandera falsa!], la presión del pueblo estadounidense sería: ‘Es hora de eliminar a este tipo’, y el conflicto terminará en una guerra de entre 60 a 100 días.
  9. La prioridad de Trump es Irán. Nadie en EEUU le está presionando a “borrar del mapa” a CN, mientras los lobbies pro israelí y por saudí utilizan chantaje y soborno (en forma de contratos de armas, sobres con dinero a los diputados, financiar la campaña electoral, etc.), para arrastrar a EEUU una guerra contra a Irán. Y eso a pesar de que Tel Aviv también detesta a CN, porque Pyongyang no reconoce al estado israelí, y por sus relaciones con Irán.
  10. Si bien una guerra contra CN no beneficia a ningún país (hasta Corea del Sur y Japón se oponen), los que desean contener a Irán, además de una decena de países árabes, Israel y Turquía, es el propio EEUU, donde los halcones siguen con el Proyecto de Reconfigurar Oriente Próximo, para cambiar su mapa, trazado hace un siglo por otras potencias imperialistas, Gran Bretaña y Francia en el Acuerdo Sykes-Picot. Hoy es el imperialismo estadounidense quien quiere adaptarlo a sus necesidades: crear mini- estados controlables (si no, tierra quemada), para así garantizar su hegemonía militar sobre las reservas de hidrocarburo de una región que además es próxima a Rusia y China. Washington cree que el costo de la guerra con Irán es menor que el de una contra CN.
  11. Es imposible que EEUU abandone sus ambiciones militares. No aceptará la demanda de Kim sobre la retirada total de las tropas de EEUU de Corea del Sur a cambio de abandonar sus armas. Según el general Paul Selva, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, el Pentágono se prepara para la guerra contra 4 + 1 amenazas: Irán, Rusia, Corea del Norte, China, y el terrorismo.
  12. Para una mente como la Trump, marcada por el Excepcionalísimo norteamericano”, hay dos grupos de países: 1) EEUU, que tiene derecho a dominar al mundo, y 2) los que deben ser sometidos a él.

Foto: REUTERS / Kim Hong-Ji

http://blogs.publico.es/puntoyseguido/4944/trump-ante-corea-del-norte-e-iran-en-15-puntos/

Top