Gsotto: contra la crisis alimentaria y económica

Movilización contra el G8 en Cerdeña del 2 al 6 e julio



La crisis alimentaria, económica y de producción centró el debate de la segunda jornada, 4 de julio, del Gsotto, el encuentro de organizaciones sociales italianas e internacionales contra el G8, que se está celebrando estos días en Cerdeña poco antes del inicio de la cumbre oficial en el Aquila.



La jornada se dividió en tres ejes temáticos:

1) soberanía alimentaria, derecho global;

2) producción, personas y territorio;

3) distribución y reapropiación del poder adquisitivo.

Como analizaba Monica di Sisto, una de las coordinadoras de la jornada: “Se trata de plantear alternativas al monopolio que las multinacionales ejercen a lo largo de los circuitos de producción, distribución y consumo de alimentos y la mejor alternativa para revertir esta tendencia son las prácticas de economía solidaria en los países del Sur y del Norte”.



Pablo Guerra, profesor de economía solidaria en la Universidad de Uruguay, explicó como “la economía solidaria, en oposición a la capitalista, es una forma de hacer economía desde la sociedad civil organizada, con un alto componente de valores basados en la cooperación, la autogestión y la ayuda mutua, en la cual la solidaridad está presente como un principio de acción económica”.



Ingeborg Tangeraas, de la Vía Campesina en Noruega, puso encima de la mesa las demandas de los agricultores y los consumidores: “Queremos como organizaciones campesinas tener control en la producción de alimentos y acceso al crédito y como consumidores y productores poder decidir cómo, dónde y quién produce aquello que comemos. Es necesario devolver el valor al campesinado. En Europa, tan solo entre el 2% y el 5% de la población activa es campesina con la consiguiente pérdida de conocimiento en la producción de los alimentos. Se nos dan falsas soluciones para dar salida a la actual crisis energética y alimentaria apuntando a que las causas de estos problemas pueden ser también las soluciones”.



El encuentro del Gsotto finaliza este 6 de julio y en él han participado activistas de más de setenta organizaciones de cuarenta países distintos que han expuesto alternativas prácticas y que ponen en el centro de la política y de la economía a las personas y al medio ambiente en oposición a las políticas impuestas por los países más ricos del mundo. El próximo día 8 da comienzo en el Aquila la cumbre oficial del G8 y al mismo tiempo se organizarán en esta región acciones directas y otros encuentros de movimientos sociales para decir que “ya basta” y que “nuestro mundo no está en venta”.


Esther Vivas participa en las actividades del G(s)otto en Cerdeña.

Top