Estados Unidos anuncia tres nuevas bases militares en Irak después de que los iraquíes pidieran su retirada total

En retirada, cifras son al 4 de enero de 2020 y no reflejan los despliegues más recientes. Cantidad de soldados en Turquía: 2.500.

 

Menos de una semana después de que millones de iraquís salieran a las calles para exigir la salida de Estados Unidos de su país de una vez por todas, este anunció que planea construir tres nuevas bases en Irak, según el servicio de información militar Breaking Defense. Los tres emplazamientos elegidos – Erbin, Sulimania y Halabja – están extremadamente cerca de Irán y Halabja (donde en 1988 se produjo el ataque con armas químicas) se encuentra a solo ocho millas de la frontera.

Estás noticias sorprenderán al Parlamento iraquí que a principios de este mes aprobó por una abrumadora mayoría (con algunas abstenciones) expulsar a las fuerzas estadounidenses del país. Pero el gobierno estadounidense se ha negado rotundamente a marcharse: “Cualquier delegación que se envíe a Irak en este momento se dedicará a discutir la mejor manera de volver a comprometerse con nuestra asociación estratégica, no a discutir acerca de la retirada de tropas, sino acerca de cuál es nuestra postura de fuerza adecuada y correcta en Oriente Próximo”, afirmó el portavoz del Departamento de Estado Morgan Ortagus , que añadió: “Instamos encarecidamente a los dirigentes iraquíes a reconsiderar la importancia de las actuales relaciones económicas y de seguridad entre ambos países […] Creemos que seguir luchando juntos contra el ISIS es un interés común para Estados Unidos e Irak”.

A principios de este mes [enero de 2020] Estados Unidos decidió enviar a otros 3.000 soldados a la zona.

La respuesta del presidente Trump fue amenazar con fuertes castigos masivos contra el pueblo iraquí: “No nos iremos a menos que nos paguen por ello […] Si nos piden que nos vayamos, si no lo hacemos de forma muy amistosa, les cobraremos [en forma de] unas sanciones como nunca antes han visto”, afirmó.

Se cree que las sanciones que se impusieron a Irak en la década de 1990 a instancias de Estados Unidos mataron a más de un millón de personas, incluidos más de medio millón de niños pequeños. Los sucesivos diplomáticos de la ONU destinados a Irak durante la época de las sanciones denunciaron que equivalían a un genocidio del pueblo iraquí. Trump afirmó que sus sanciones harían que las impuestas a Irán parecieran suaves. “Si hay algún tipo de hostilidad”, afirmó, “impondremos sanciones a Irak, unas sanciones muy duras”. Trump también amenazó con cometer un genocidio contra el pueblo iraní y destruir emplazamientos de su patrimonio cultural, una medida que se ha condenado de forma generalizada y comparado a la decisión de los talibán de destruir los famosos budas de Bamyan en Afganistán.


 

Foto: los manifestantes toman las calles de la capital iraquí, Bagdad, en una manifestación a la que acudió un millón de personas para pedir la salida de las tropas estadounidenses de su país. Foto | Mehr

A pesar de las amenazas de presidente [estadounidense], enormes cantidades de personas iraquíes respondieron al llamamiento del clérigo chií Muqtada al-Sadr a acudir a una “manifestación de hombres” en Bagdad la semana pasada. Aunque la revista Time afirmó que solo habían asistido “cientos” de personas, las imágenes tomadas con un drone mostraban algo muy diferente. Según algunos cálculos, la cifra total superaba los 2,5 millones de asistentes. Y a pesar de que [la web] Bloomberg Quick Take  afirmó en un primer momento que eran unas “manifestaciones en contra del gobierno iraquí”, la gigantesca pancarta situada en el escenario principal en la que se leía escrito en inglés en letras mayúsculas “GET OUT AMERICA”[Estados Unidos fuera] sugería otra cosa.

Las hostilidades entre Estados Unidos e Irán estuvieron a punto de descontrolarse tras el asesinato del general iraní Qassem Soleimani el pasado 3 de enero. El primer ministro iraquí Adil Abdul-Mahdi había invitado a Soleimani a Bagdad para asistir a unas conversaciones de paz regionales. Abdul-Mahdi  pidió a Trump permiso para que Soleimani entrara en Irak. Trump lo concedió y después aprovechó la oportunidad para asesinar al general por medio de un ataque con un drone, ataque que el Parlamento iraquí consideró una violación de su soberanía nacional. Los iraníes, en represalia, lanzaron misiles contra bases estadounidenses que causaron daños puntuales aunque no bajas ya que se había advertido a Estados Unidos de una respuesta inminente. El Pentágono afirmó que docenas de soldados habían sufrido daños cerebrales a consecuencia de los ataques, pero el presidente lo desmintió y afirmó que se trataba de poco más que de dolores de cabeza.

Gráfico: Cantidad aproximada de soldados estadounidenses destinados en Oriente Próximo

 

 

Para Irán el plan de construir nuevas bases [estadounidenses] supondrá un intento de estrechar aún más la soga en torno a él. Actualmente ya hay más de 65.000 miembros del personal militar estadounidense en los países vecinos. Estados Unidos sigue ocupando Irak y Afganistán desde las invasiones que emprendió tras los atentados de 2001 contra el World Trade Center.

Se calcula que desde 2003 han muerto aproximadamente 2.4 millones de personas en la guerra de Estados Unidos contra Irak. Una de las consecuencias de las guerras en Oriente Próximo fue la aparición del Estado Islámico que, a su vez, ha generado nuevos conflictos. El ejército estadounidense también opera desde una red de bases situadas en Bahrain, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos y muchos otros Estados de la zona.

La medida de establecer tres nuevas bases militares estadounidenses cerca de la frontera iraní no será bien recibida por quienes desean reducir las tensiones y menos aún por el Bulletin of Atomic Scientists [Boletín de Científicos Atómicos], que  cambió su Reloj del Día del Juicio Final a solo 100 segundos antes de la medianoche debido a una posible catástrofe nuclear regional.

 

Alan MacLeod es uno de los escritores de MintPress News. Tras terminar su doctorado en 2017 publicó dos libros, Bad News From Venezuela: Twenty Years of Fake News and Misreporting y Propaganda in the Information Age: Still Manufacturing Consent. También colabora con Fairness and Accuracy in Reporting, The Guardian, Salon, The Grayzone, Jacobin Magazine, Common Dreams, American Herald Tribune y The Canary.

Fuente: https://www.mintpressnews.com/us-announces-three-new-bases-iraq-iraqis-demand-full-withdrawal/264466/

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos.

Foto. Fuente, Washingon Post. Fuente [del fráfico]: Express

http://rebelion.org/noticia.php?id=265115

Top