"Acusamos a los dirigentes israelíes de crímenes contra la humanidad"

Entrevista con Gilles Devers, el abogado francés promotor de la campaña mundial contra Israel ante la Corte Penal Internacional LHumanité
Traducido por Manuel Talens


Cuatrocientas cincuenta asociaciones, esencialmente francesas y palestinas pero también de otros países, presentaron una denuncia contra Israel ante la Corte Penal Internacional (CPI) por "crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad" contra la población Palestina de la Franja de Gaza durante la operación israelí "plomo fundido" (27 de diciembre de 2008 - 18 de enero de 2009). Gilles Devers, abogado de Lyon experto en justicia internacional redactó el documento. En esta entrevista nos aclara lo que está en juego.

Damien Roustel: ¿Por qué ha presentado esta denuncia contra Israel por "crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad” ante la CPI?

Gilles Devers: En un principio, nuestra intención no consistía en someter el caso a la CPI, sino acabar con la impunidad y reconocer el derecho de las víctimas, estén donde estén y, sobre todo, en Gaza. Estamos llevando a cabo un conjunto de iniciativas jurídicas en tres direcciones principales: la Corte Penal Internacional, la competencia universal y las denuncias ante los jueces de instrucción. Mientras que los bombardeos tenían lugar dimos privilegio a la petición ante la CPI porque lo lógico era dirigirse al juez de mayor autoridad en materia de crímenes contra la humanidad.

DR: ¿En que se basa su denuncia?

GD: La denuncia se basa en los siguientes hechos: 1300 muertos, de los cuales sólo un centenar eran combatientes. La proporción es la misma para los heridos graves, entre ellos personas mutiladas para toda la vida. Las víctimas civiles pueden dar testimonio de que iban a la escuela o estaban en sus casas cuando fueron atacadas. Tenemos el caso de una joven madre de familia que desde su balcón miraba cómo pasaba un carro de combate. Éste se dio la vuelta, apuntó y le disparó a bocajarro. No existía un objetivo militar. Los primeros días se dieron órdenes de bombardear a las 11:30, es decir, la hora de la salida de las escuelas. Hay casos en los que los israelíes llenaron casas de gente para luego bombardearlas. También utilizaron armas de fósforo blanco. ¿Cuál era el fin de tales armas? Se las suele utilizar para iluminar a las tropas en la oscuridad o cuando hay una sobreoxigenación local. Sin embargo, la escuela de Naciones Unidas fue atacada con bombas de fósforo durante el día. Tenemos fotos que lo prueban. El uso de tales armas en un medio urbano para destruir una escuela donde hay niños refugiados es una manera de asegurarse de que habrá mutilaciones importantes y duraderas. Un tercio de las tierras arables ha sido destruido con bulldozers. No se trata de un acto de guerra que se les ha ido de las manos. Algunos de esos bulldozers han destruido cementerios.

DR: Dado que Israel no ha ratificado el tratado de creación de la CPI, ¿cree que su denuncia tendrá éxito?

GD: Las posibilidades de éxito son muy grandes, porque el Derecho debe entenderse dentro de una dinámica. La amplitud y la gravedad de los hechos sucedidos en Gaza conducen a una cierta lectura jurídica. Trabajamos al unísono con la Autoridad Palestina. Todas las tendencias políticas aprueban nuestra denuncia. Hay un consenso incontestable. La Autoridad Palestina ha otorgado competencia a la CPI para qué investigue en Gaza. Lo que queremos es, en primer lugar, que haya una investigación. Veremos más tarde lo que surge de dicha investigación. Si los israelíes investigados permanecen escondidos en Israel lo tendremos más complicado. Pero también será más complicado para Israel en el plano diplomático si se niega a colaborar con la justicia. Vale la pena recordar que Susan Rice, la representante usamericana nombrada por el presidente Obama ante la ONU, ha pronunciado un discurso en el cual dice que la CPI es un modelo jurídico interesante y que sería necesario reexaminar el punto de vista de Usamérica. Es verdad, no ha dicho que adherirían a la CPI, pero esa declaración no parece que se vaya en el sentido de un futuro bloqueo. También ha de saberse que el Consejo de Seguridad de la ONU puede someter a la CPI los casos de territorios que no son de su jurisdicción para que ésta busque a los culpables. Nuestro problema no es adaptarnos a los estatutos de la CPI, sino hacer todo lo posible con tales estatutos para defender a las víctimas.

DR: ¿Qué hará si, a pesar de todo, su denuncia no tiene éxito?

GD: Ya veremos hasta dónde llega la CPI. Si se ve bloqueada por tomaremos nota, pero no porque los crímenes no existiesen, sino porque el estatuto de esa corte no le permite actuar. Y cuando nos dirijamos a una competencia jurídica universal (Nota de L’Humanité: los tribunales nacionales, tales como la Audiencia Nacional española, pueden ocuparse de casos de crímenes contra la humanidad, sea cual sea la nacionalidad de las víctimas y de los presuntos culpables y el lugar donde se desarrollaron los hechos) o ante un juez francés, dispondremos de un argumento muy poderoso. Podremos decir que la investigación de la CPI fue interrumpida por razones estatutarias y que, por lo tanto, hay que proseguir el caso con los procedimientos jurídicos clásicos. Un juez español acaba de iniciar una investigación, en nombre de la competencia universal, sobre un bombardeo israelí que tuvo lugar en Gaza en 2002 (14 civiles asesinados, entre ellos mujeres y niños). Nosotros mismos vamos también a presentar una denuncia individual en Madrid por hechos acaecidos en Gaza en 2008.

DR: ¿Que espera usted de Francia?

GD: Habrá que ver si Francia se convierte cada vez más en el país del discurso sobre los derechos humanos o bien en el país de la acción sobre los derechos humanos. Durante las pasadas seis semanas el gobierno no nos ha dado señales de vida, mientras que estamos en contacto con otros Estados. Francia no ha apoyado de ninguna manera este procedimiento. Subestima el alcance de lo que está en curso. Si lo que Francia desea es ver pasar el tren desde el andén, allá ella.

Fuente: Gaza. « Nous accusons les dirigeants israéliens de crimes contre l’humanité »

Artículo original publicado el 23 de febrero de 2009

Artículo relacionado: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=81414

Manuel Talens es miembro de Rebelión y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor, al revisor y la fuente.

Top