La marcha contra el traslado de la Embajada de EE UU se convierte en la protesta más sangrienta en Gaza (FOTOS)

Masacre israelí en Gaza

El Ejército israelí asesina a tiros a 52 manifestantes palestinos que se dirigían hacia la frontera

Un grupo de manifestantes palestinos durante la protesta masiva frente a la frontera con Israel en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

 

Palestina. Repercusión Internacional de Masacre israelí en Gaza

 

El Ejército israelí asesina a tiros a 52 manifestantes palestinos que se dirigían hacia la frontera

Gaza ha vivido este lunes la jornada más sangrienta desde que se inició la ola de protestas masivas el pasado 30 de marzo. Marcada por el lanzamiento de piedras y de neumáticos ardiendo, la marcha de decenas de miles de palestinos en el límite de la Franja con Israel contra el traslado de la Embajada de EE UU a Jerusalén se ha cobrado la vida de al menos 52 manifestantes y ha causado más de un millar de heridos por disparos de los soldados, según informan fuentes sanitarias del enclave costero. El balance de víctimas en un solo día no tiene precedentes desde la guerra de 2014 en Gaza. Un portavoz del criminal ejército sionista aseguró que, pese a las advertencias lanzadas por el Ejército, cerca de 40.000 palestinos participaron en los disturbios en más de una docena de puntos de la valla de separación y arrojaron bombas incendiarias y artefactos explosivos. La frontera ha sido declarada zona militar cerrada.

Un palestino herido por las protestas en la frontera de Gaza es evacuado por sanitarios. 

El enclave costero mediterráneo quedó ensangrentado en medio de una huelga general que clausuró los comercios y centros oficiales y educativos. El traslado de la Embajada de EE UU ha coincidido con el 70º aniversario de la creación del Estado hebreo, según el calendario gregoriano. La fecha también señalaba la víspera del Día de la Nakba (desastre en árabe), en el que los palestinos recuerdan siete décadas de exilio y de pérdida de territorios tras el nacimiento de Israel.

Durante las últimas siete semanas, la llamada Gran Marcha del Retorno ha suscitado masivas manifestaciones en el límite de la franja de Gaza con Israel, que se han saldado hasta ahora con más de de un centenenar de muertos  y unos 10.000 heridos de bala.

El Ejército había advertido a la población gazatí, mediante octavillas escritas en árabe lanzadas desde aviones, de que no se acercara a la valla de separación. Unidades de combate, fuerzas especiales, servicios de inteligencia y compañías de francotiradores fueron enviadas a la frontera hasta duplicar el despliegue militar existente. Soldados con aspecto de drogados, se reían y festejaban cada bala que hacía blanco en un cuerpo de un joven o un niño palestino.

Además, la fuerza aérea sionista  atacó, según sus voceros, “estructuras de Hamás”, el movimiento islamista que gobierna de hecho en la Franja, cerca de la frontera del norte de Gaza. En total fueron atacados siete objetivos de la organización desde donde se habían producido disparos contra las tropas, según el departamento de información militar. Hamás anunció al caer la tarde que las protestas iban a redoblarse el martes en el Día de la Nakba “hasta conseguir los objetivos” de la Gran Marcha del Retorno, que persigue el regreso a sus lugares de origen en el actual Estado de Isarel de los refigiados y sus descendientes que tuvieron que abandonar sus casas en 1948.

 

En vídeo, imágenes de las protestas en Gaza. VÍDEO: REUTERS-QUALITY

La tensión se eleva mientras tanto en Jerusalén. La apertura oficial de la embajada norteamericana en Israel, trasladada desde Tel Aviv por una decisión de la Casa Blanca que ha roto el consenso internacional. La delegación estadounidense que acudió al acto de inauguración estuvo integrada por Ivanka Trump, hija del mandatario, y su esposo, Jared Kushner, asesor presidencial que ha viajado a Oriente Próximo; así como el secretario de Tesoro, Steve Mnuchin, y el subsecretario de Estado, John Sullivan.

“Es un  gran día para la paz”, dijo el genocida primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu durante la apertura. “Presidente Trump, al reconocer la historia, ha hecho historia. Todos nosotros estamos profundamente conmovidos y agradecidos”, ha asegurado, incidiendo en que Israel “no puede tener mejores amigos en el mundo” que Estados Unidos. Trump, a su vez, tuiteó: “Un gran día para Israel. Felicidades”.

La Embajada de Estados Unidos abrirá sus puertas de forma provisional en una oficina consular ya existente en un distrito periférico del sur de la ciudad. Se ubicará en plena Línea Verde, la tierra de nadie o zona tapón que separó la parte occidental —donde Israel instaló su capital tras su nacimiento, hace hoy 70 años— de la zona Este —entonces con mayoría de población palestina y bajo administración jordana—, que incluye la Ciudad Vieja y los santos lugares de las tres religiones monoteístas.

Junto a las banderas israelíes, centenares de enseñas estadounidenses ondean en las calles de Jerusalén al lado de carteles gigantes que rezan: “Trump hace grande a Israel de nuevo”.

La policía israelí ha reforzado con un millar de agentes la zona de la Embajada estadounidense en el distrito de Talpiot Este. Organizaciones propalestinas han convocado para la hora de la ceremonia de apertura una concentración ante la nueva legación de EE UU.

Pero las fuerzas de seguridad temen ante todo que las protestas se desborden en los puestos de control y vigilancia militar situados en las fronteras de Gaza y Cisjordania, donde han sido despachadas con urgencia tres brigadas de infantería. Varias brigadas del Ejército se han desplegado en torno a Cisjordania y Gaza ante el previsto auge de una ola de protestas palestinas que amenaza con desbordarse con el cambio de sede diplomática.

El primer ministro palestino, Rami Hamdala, condenó el traslado la Embajada de EE UU en la víspera de la Nakba. “La Nakba representa una serie de tragedias colectivas que se plasmó en la destrucción de al menos 418 poblaciones y el desplazamiento forzoso del 70% de nuestro pueblo”, aseguró Hamdala en un comunicado oficial citado por Efe. El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, afirmó que el traslado de la legación diplomática desde Tel Aviv supone “un infame acto hostil contra el derecho internacional y contra el pueblo de Palestina, que coloca a Estados Unidos del lado de la potencia ocupante, Israel”.

Por otra parte, el ministro de Educación israelí, Naftali Bennett, ha declarado que Israel tratará la valla fronteriza con Gaza como un “muro de hierro” y que cualquiera que se acerque a ella será tratado como “un terrorista”. En la foto, una mujer sostiene una bandera de Palestina durante la protesta, el 14 de mayo de 2018.

LAS IMAGENES DE UN PUEBLO QUE NO SE RINDE

 

GAZA CITY, GAZA - MAY 14: Palestinians rush to the border fence with Israel as mass demonstrations at the fence continue on May 14, 2018 in Gaza City, Gaza. Israeli soldiers killed at least 41 Palestinians and wounded over a thousand as the demonstrations coincided with the controversial opening of the U.S. Embassy in Jerusalem. This marks the deadliest day of violence in Gaza since 2014. Gaza's Hamas rulers have vowed that the marches will continue until the decade-old Israeli blockade of the territory is lifted. (Photo by Spencer PlattGetty Images)

Un niño sujeta la bandera de Palestina durante los enfrentamientos en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Palestinos trasladan a un herido durante los choques en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Shaher al-Madhoon, que murió durante la protesta en la frontera entre Israel y Gaza, y su hermano que reacciona por encima de su cuerpo en la morgue de un hospital en el norte de la franja de Gaza el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de manifestantes palestinos se protegen del gas lacrimógeno lanzado por las tropas israelíes en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Palestinos protestan en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Las tropas israelíes lanzan gas lacrimógeno contra los manifestantes palestinos en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Un joven palestino es asistido durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un palestino herido cae al suelo durante la protesta entre la frontera de Gaza con Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de palestinos durante la protesta en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de palestinos corren durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Personal de emergencias trasladan a un herido durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de palestinos durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un joven herido es evacuado durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de manifestantes palestinos durante la protesta masiva frente a la frontera con Israel en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Las protestas en la franja de Gaza de manifestantes palestinos han derivado en choques contra las tropas israelíes, el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de palestinos trata de incendiar neumáticos durante los enfrentamientos contra las tropas israelíes ceca de la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de palestino corre durante el lanzamiento de botes de gas lacrimógeno por parte del Ejército de Israel en la frontera, el 14 de mayo de 2018.

Varias personas trasladan a un herido durante la protesta en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Una mujer camina entre el humo de unos neumáticos ardiendo durante la protesta en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un herido es trasladado por manifestantes durante la protesta entre la frontera de Gaza con Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un grupo de palestinos durante la protesta en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un palestino camina entre el humo de unos neumáticos ardiendo durante la protesta en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

El balance de muertos ha generado críticas a nivel internacional, pero Estados Unidos, que ha provocado las iras de los países árabes con el traslado de su Embajada a Jerusalén desde Tel Aviv, ha respaldado a Israel en su acusación contra el movimiento islamista Hamás de instigar la violencia en Gaza. En la foto, palestinos concentrados durante la protesta contra el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén, el 14 de mayo de 2018.

Desde que comenzó dicha marcha, el pasado 30 de marzo, las fuerzas israelíes han abatido al menos 45 palestinos, según fuentes sanitarias palestinas, mientras que del lado israelí no se han producido víctimas. En la imagen, varios palestinos llevan a un manifestante herido durante los enfrentamientos con las fuerzas israelíes, en frontera con la Franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Está previsto que las protestas vayan en aumento a lo largo del día, el 70 aniversario de la creación de Israel, mientras los altavoces de las mezquitas de Gaza llaman a los palestinos a sumarse a la llamada 'Gran marcha del retorno". En la fotografía, un manifestante palestino arrastra un neumático en llamas durante la protesta, en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Un palestino herido es trasladado por otros manifestantes durante los choques entre palestinos y las tropas israelíes en la franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

Un palestino lanza piedras durante la protesta en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

El Ejército israelí argumenta que sus tropas están defendiendo la frontera y disparando conforme con las normas de enfrentamiento. En la fotografía, manifestantes palestinos sujetan neumáticos, en la frontera entre Gaza e Israel, el 14 de mayo de 2018.

Está previsto que las protestas culminen este martes, el día que los palestinos conocen como 'Nakba' (catástrofe) cuando, en 1948, comenzó el éxodo de cientos de miles de ellos de sus hogares por la creación del Estado de Israel. En la foto, los manifestantes palestinos observan el gas lacrimógeno y el humo de las llantas en llamas, al este de la ciudad de Gaza, el 14 de mayo de 2018.

El ministro de Educación israelí, Naftali Bennett, ha declarado que Israel tratará la valla fronteriza con Gaza como un "muro de hierro" y que cualquiera que se acerque a ella será tratado como "un terrorista". En la foto, una mujer sostiene una bandera de Palestina durante la protesta, el 14 de mayo de 2018.

 

http://www.resumenmediooriente.org/2018/05/14/palestina-repercusion-internacional-de-masacre-israeli-en-gaza/

Top