La Unión Europea dispuesta a ayudar a Obama con Guantánamo

Los países europeos alcanzan un acuerdo sobre las condiciones de recepción en la UE de ex presos de Guantánamo

Los ministros de Interior de los 27 países reunidos en Luxemburgo se han comprometido a ofrecer seguridad a los países de la UE reservados (Austria, Alemania, Italia), ha anunciado el Comisario europeo de Seguridad, Jacques Barrot.

El texto insta a todos los gobiernos que acepten acoger a antiguos presos "a tomar las medidas convenientes para evitar que comprometan el órden público y la seguridad interna" de los otros países de la UE.

El permiso de residencia entregado a estas personas podrá en consecuencia ser restrictivo, según ha explicado un responsable europeo.

Las autoridades americanas habrán declarado "inocentes" a los ex presos que vayan a estar en países europeos.

En teoría deberían poder circular libremente en Schengen, el espacio sin fronteras interiores constituido por 25 de los 27 países de la UE, a excepción de Gran Bretaña e Irlanda, y al cual se han adherido Suiza, Lichtenstein, Noruega e Islandia.

"Será necesario tomar precauciones", ha declarado Jacques Barrot, el Comisario responsable europeo de Justicia y Seguridad.

El Argelino Lakhdar Boumediene, acogido en el Estado francés después de más de siete años en Guantánamo "no puede dejar el territorio francés", ha expicado el Ministro de Inmigración Eric Besson.

Con el acuerdo de Luxemburgo, los ministros de Interior han dado "luz verde" al lanzamiento del proceso de toma de cargo de algunos antiguos presos.

La próxima etapa será la aprobación de una declaración conjunta UE-Estados Unidos en una reunión de los ministros de Asuntos Exteriores el 15 de junio.

"Este planteamiento refleja la voluntad de participar en una lucha contra el terrorismo liberada de todos los atropellos que denunciamos. Esto se termina, es necesario pasar página", ha insistido Barrot.

"Es difícil dar una cifra de los ex presos que tomará la UE, ya que esta decisión depende de cada Gobierno. Pero pienso que serán como docenas", ha indicado el Ministro de Interior checo Martin Pecina, el cuya a UE país preside.

Sobre las 240 personas aún en Guantánamo, entre "40 y 60" se consideran "inocentes", pero no pueden volver a entrar en sus países por razones de seguridad, han explicado los responsables europeos.

La República Checa no tomará a ningún ex preso, ha reafirmado Pecina. El Estado francés, Gran Bretaña, el Estado español, Portugal e Irlanda han sido los únicos países de la UE que se han comprometido a acoger a ex presos de Guantánamo.

A ningún país de la UE se le obligará a aceptar a antiguos presos, "pero los americanos pueden y saben mostrarse muy persuasivos", han destacado varios diplomáticos.

El Ministro alemán Wolfgang Schäuble y su homólogo austríaco Maria Fekter han emplazado a los Estados Unidos a dar ejemplo y a aceptar a alguno de estos antiguos presos.
Top