La grave crisis del sector del carbón, las protestas mineras colapsan Asturias

Las protestas mineras colapsan Asturias

Las movilizaciones 

 

Más de 700 trabajadores cortaron en la mañana de ayer los accesos a Pajares y al Huerna, la Autovía del Cantábrico en Muros de Nalón y Siero, y varias vías de comunicación secundarias

Las protestas mineras por el impago de los salarios colapsaron ayer la región, con cortes de tráfico en varias de las principales vías de la red de carreteras que generaron intensas retenciones. Además de exigir el cobro de las nóminas atrasadas que se adeudan en la minería privada, los trabajadores defienden la pervivencia del sector más allá de 2014. Según fuentes del SOMA-FIA-UGT, un total de 700 mineros, no sólo de las minas privadas, sino también de Hunosa, participaron en diferentes piquetes que se repartieron por toda la geografía asturiana y que incluso llegaron a amenazar con cortar la Vuelta ciclista a España a la altura de Arriondas.

Los enlaces de la autovía Oviedo-La Espina, la conexión con la Meseta a través de la autopista del Huerna y el puerto de Pajares, y la Autovía del Cantábrico fueron los principales focos en los que intervinieron los manifestantes, que también se trasladaron a otras vías de comunicación del interior, en concejos como Mieres, Siero o Salas.

Los primeros cortes se produjeron a las 9.45 horas a la altura de Campomanes (Lena), donde los mineros aprovecharon para cortar la comunicación con la Meseta tanto a través de la autopista del Huerna (AP-66) y el puerto de Pajares (N-630), que confluyen en esa localidad. El bloqueo de estas dos vías se alargó durante toda la mañana y hasta las 12.30 horas, hora en la que los manifestantes permitieron que se liberase el tráfico de salida de la región. Este no fue el único corte en la comarca del Caudal, ya que los mineros también aprovecharon para cerrar la carretera AS-242 a la altura de Mieres. Estos cierres que, al igual que ocurrió en el resto de la región, se desarrollaron con normalidad y sin altercados con las fuerzas del orden, tal y como aseguraron fuentes del SOMA.

Otro de los cortes importantes se produjo a la altura de la localidad sierense de Lieres, concretamente en la autovía Oviedo-Villaviciosa (A-64) y la N-634, donde se cerró la comunicación durante una hora y cuarenta minutos. Los piquetes, que fueron protagonizados por un centenar de mineros, empezaron a las 10.35 horas y se mantuvieron hasta las 12.15 horas, cuando los miembros de la Guardia Civil se personaron en el lugar para dispersar a los manifestantes.

Los mineros concretaron los cortes de ambas las vías de comunicación durante una asamblea del SOMA-FIA-UGT celebrada a primera hora de la mañana en la sede de la Unión Comarcal Siero-Piloña de la UGT, localizada Pola de Siero. Tras la misma, los dirigentes fueron directos a las barricadas bajo el lema de «aquí ya no hay minas, pero hay mineros», tal y como señalaron los dirigentes del SOMA. Para cortar las vías, los mineros utilizaron neumáticos y troncos, que empaparon en gasolina para prenderles fuego más tarde. Estos cortes, que se produjeron en ambos carriles de la autovía de Villaviciosa, tuvieron lugar en el punto en el que se produce el desvío desde la vía rápida de Lieres hacia Infiesto y Arriondas. Asimismo, los mineros completaron dos cortes más en la N-634, el primero en las proximidades del desvío a la autovía, y el segundo a dos kilómetros de Lieres a la altura del desvío hacia Vigil.

Los cortes produjeron retenciones de tres kilómetros en N-634, y de más de seis en la autovía, con especial incidencia en los carriles sentido Villaviciosa. Las labores de limpieza de la calzada aún demoraron el restablecimiento del tráfico hasta cerca de las 13 horas. Previamente, la Guardia Civil había desviado el tráfico en Vega de Sariego para limitar las retenciones.

 

Los manifestantes amenazaron con paralizar la Vuelta Ciclista en Arriondas
 
Los trabajadores cargan árboles para realizar los piquetes en Cornellana.
Los trabajadores cargan árboles para realizar los piquetes en Cornellana

Hasta cuatro cortes distintos se produjeron ayer por la mañana en el concejo de Salas a la altura de la localidad de Cornellana, donde se desplazó el secretario general del SOMA-FIA-UGT, José Ángel Fernández Villa, quien después acudió a otros puntos de movilización como la Autovía del Cantábrico a la altura de Muros y Covadonga.

Los cierres de Cornellana afectaron tanto a la autovía Oviedo-La Espina (A-63) en su enlace con Salas, como a las carreteras N-634 en dirección a La Secada, Venga de Anzo y La Rodriga; y la AS-15 y AS-16 hacia La Doriga y La Rodriga, respectivamente. Los piquetes arrancaron a las diez de la mañana y se alargaron durante toda la mañana, paralizando la comunicación de este entorno con Oviedo, Tineo y Somiedo. En este caso, la lluvia hizo acto de presencia una vez que arrancaron las movilizaciones, poniendo aún más trabas a las reivindicaciones, aunque los mineros aguantaron estoicamente.

Al igual que en otros puntos de la región, apenas se produjeron incidentes reseñables, si bien los manifestantes tuvieron que discutir con más de un conductor al que le habían cerrado el paso, dejándoles claro que esta protesta tenía como único objetivo «defender el derecho de los trabajadores». Aún así, los mineros permitieron el paso de varios vehículos que habían justificado su necesidad, como una familia que llevaba a una niña de once meses al médico, así como una ambulancia y un vehículo de distribución urgente de medicamentos.

Momentos antes de prender fuego a las barricadas, una parte de los manifestantes, entre ellos José Ángel Fernández Villa, se trasladó hasta otra de las zonas de protesta, en este caso la de la Autovía del Cantábrico en Muros de Nalón. Allí, los cortes provocaron numerosas retenciones de tráfico que obligaron a la Guardia Civil a desviar el tráfico.

Se daba la circunstancia ayer de que uno de los acontecimientos deportivos más importantes del país, la Vuelta Ciclista a España, discurría por Asturias. Así, pasadas las tres de la tarde, un grupo de unos ochenta mineros comenzó a concentrarse en las inmediaciones de la carretera N-634 cerca de Arriondas, a la altura de Triongu, perteneciente al municipio de Cangas de Onís, por donde iban a pasar los ciclistas.

La intención inicial era cortar la vía al paso de la Vuelta Ciclista, aunque fue desechada tras hablar con los agentes de la Guardia Civil, que movilizaron al menos ocho patrullas para evitar el corte. Al paso de los ciclistas, los mineros permanecieron dentro del arcén en todo momento, agrupados y sin invadir la calzada, mientras que los efectivos de la Guardia Civil se apostaron a lo largo del borde de la carretera. Fuentes del SOMA señalaron ayer que finalmente no se había cortado la Vuelta Ciclista como muestra de «respeto a un acto de estas características». Aún así, los manifestantes recibieron numerosas muestras de afecto y apoyo de los ciclistas, y se llegó a escuchar algún grito de «mineros en lucha».

Los mineros dieron por finalizada ayer su protesta con una movilización en Covadonga, donde llegaron a paralizar momentáneamente el tráfico. En la jornada de hoy, los sindicatos mantendrán asambleas permanentes en los diferentes pozos mineros de Asturias , tanto privados como públicos, para definir la postura a seguir durante la semana que empieza.

Lne.es

Top