Entrega de más de 2.000 firmas en la Consejería de Hacienda y Sector Público

Ante el temor a nuevos recortes a nuestros derechos laborales 

 

La Asamblea General de Trabajador@s Públic@s de Asturias se concentrará hoy martes a las puertas de la Consejería de Hacienda y de Sector Público, sita en la calle Hermanos Menéndez Pidal, para hacer entrega de más de 2.000 firmas recogidas en las últimas dos semanas entre trabajador@s públic@s de la Administración del Principado de Asturias, ante el temor a nuevos recortes a nuestros derechos laborales que se derivarían de la negociación que en estos momentos se lleva sobre el nuevo Reglamento de Jornada Laboral, Vacaciones y Permisos. Negociación ante la cual el Gobierno del Principado del PSOE no ha mostrado una actitud dialogante y mínimamente flexible, lo cual justifica plenamente los recelos que planteamos.

Nuestras demandas inciden especialmente en reivindicar una jornada reducida en los meses de verano, tal y como la teníamos l@s trabajador@s en el pasado, antes de establecer la jornada anual de 35 horas semanales. Por la Ley 2/2012 nos aumentaron la jornada semanal en dos horas y media (37,5 y 40 horas), lo cual supuso una quiebra importante en nuestros derechos y poder adquisitivo, tras la reducción notable del salario, aumento horario y pérdida en derechos de días de permiso y licencias disponibles y la cobertura retributiva de las bajas laborales, determinados en el Real Decreto 20/2012. Todos estos recortes los ha asumido el PSOE de una forma acrítica y cerrada a cualquier otra alternativa factible y que se le ha puesto en la mesa negociadora y en las diversas demandas que a lo largo de estos meses se le presentaron desde esta Asamblea.

Demandamos también la máxima flexibilidad en el disfrute de vacaciones, permisos y licencias. Que se compense de alguna forma el duro ajuste establecido en el Real Decreto-ley 20/2012, mediante la compensación de los festivos que recaen en sábado y la posibilidad de unir permisos a vacaciones. Mejorar las condiciones de conciliación familiar, mejorando las condiciones de reducción de la jornada y su cobertura económica y considerando avanzar hacia las condiciones que disfrutan los países europeos más avanzados, de los que estamos aún muy lejos, en las licencias por maternidad. Asimismo, se amplíen y se dignifiquen las condiciones de cobertura económica de las bajas laborales, atendiendo a asegurar el rendimiento laboral y a los más elementales principios de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

 Y es que no hay cabida para esta injustificable inflexibilidad. A lo largo de la geografía de nuestro país y en diversas Administraciones Públicas se están encontrando alternativas que buscan defender los derechos de l@s trabajador@s públic@s. Y así se dispondrá de jornada de verano en diferentes centros de la Administración Central, de Justicia, Ayuntamiento de Gijón, etc. Así es cómo diversas Administraciones, incluso gobernadas desde la derecha, el caso de Navarra o el País Vasco, han planteado recursos o adelantado o compensado la pérdida de retribuciones de l@s trabajador@s al suprimir la paga extra de diciembre. Incluso en esta cuestión salarial los tribunales nos están dando la razón, como recientemente determinó la Audiencia Nacional en un auto en el que cuestiona la constitucionalidad de la Ley 2/2012 del Partido Popular, mientras aquí en Asturias no se hizo nada al respecto, a pesar de todas nuestras demandas.

Ante la posibilidad de nuevos recortes, desde esta Asamblea decidimos que no nos quedaremos quietos y es hora de actuar con contundencia ante nuevas agresiones. El gobierno asturiano no puede vivir en la comodidad de refugiarse en excusas de imposiciones legales o exigencias desde Madrid o desde Europa, consideramos que tiene un margen de actuación lo suficientemente amplio, sólo falta una voluntad política de la que se desentiende.

Ya estamos hartos de impresentables que juegan con nosotr@s, con nuestros derechos y nuestra salud, mientras ellos viven maravillosamente en sus poltronas obedeciendo ciegamente los dictados de lo que se ha dado en llamar “los mercados”. Hay que desenmascarar a un PSOE y a un PP que se han demostrado como un mismo enemigo, cuyo objetivo es común: degradar el Servicio Público para desmantelarlo mediante la privatización. Tras el debacle del ladrillo nos hemos convertido en el nuevo pastel de la especulación y por ahí no pasaremos.

Top