Por un espacio digno para el recreo de los niños y niñas del Colegio Público Jovellanos de Gijón

Comunicado para para la Concentración: lunes 10 a las 19:00 horas

Mañana, se cumplirán 2 meses del comienzo del curso escolar, 2 meses, dos, y nuestros hijos e hijas sin recreo. Y parece que a nadie se le cae la cara de vergüenza.

Durante estos dos meses hemos tenido que oír de todo, por parte del Ayuntamiento y de sus corifeos: caprichosos, pretenciosos, jactanciosos, intransigentes; estar al sefrvicio de oscuros intereses…

Nosotros somos ciudadanas y ciudadanos gijoneses que pagamos escrupulosamente nuestros impuestos y tasas municipales; somos ciudadanos que apostamos por la Escuela Pública; eramos ciudadanos anónimos, sin ningún afán de protoganismo hasta que el Ayuntamiento de la ciudad, sin que todavía nos explicquemos porqué, desató “una guerra santa” contra el Colegio de nuestros hijos, el Jovellanos.

 

Los padres y las madres del Jovellanos no queremos mandar a nuestros hijos a las trincheras, queremos que nuestros hijos sean como todos los niños de Gijón, que a las 9 de la mañana entren en el colegio, que sean felices y aprendan con sus profesores, que salgan al recreo y jueguen con sus compañeros y que a las 2 de la tarde les recojamos sanos y salvos. Queremos tranquilidad y normalidad.

Las madres y los padres del Jovellanos no entendemos que de un problema menor con una sencilala solución -habilitar provisionalmente un espacio de recreo digno y seguro y con una sencilla solución: conceder el permiso a la consejería para instalar la carpa en el mismo lugar del curso pasado- el ayuntamiento haya hecho “causa belli” para convertirlo en una cuestión de estado.

Los padres y madres del Jovellanos abogamos por la Escuela Pública, no son palabras, aquí y en estas condiciones están nuestros hijos.

Los padres y las madres del Jovellanos estamos ilusionados con un nuevo colegio, por él luchamos, por él sufrimos, por él estamos dispuestos a soportar las incomodidades, los incovenientes que acarrea una obra de tal envergadura, pero no estamos dispuestos a ser humillados, a ser insultados, a permitir que ninguna autoridad tenga la bajeza moral de decir que utilizamos a nuestros hijos para no se sabe bien qué.

Una vez realizada esta explosión de sentimientos paso a describiros los hechos que vienen acaeciendo desde el curso pasado

El problema arranca con la ampliación de las obras del Colegio -el derribo de la Cátedra de Extensión Universitaria, solar sobre el que surgirá el nuevo aulario del Jovellanos- se retrasaron más de 6 meses, por la inoperancia de la Consejería de Educación, lo que aplazó el inicio de las obras, que en este momento están paralizadas.

La instalación de un muro, que separa la obra del patio del colegio que se realizó sin acuerdo con el Colegio y que desde la perspectiva de la Comunidad Educativa está mal planificado y ocupa demasiado espacio, para casetas de obras, grúa y aparcamiento del personal de la obra; robó un espacio indispensable y necesario para el patio de recreo de los alumnos y alumnas.

Este problema fue subsanado el pasado curso con la instalación, por parte del ayuntamiento -tras la presión de las familias-, de una carpa en la calle Tomás y Valiente y que se mantuvo todo el curso por la misma presión de la Comunidad Educativa.

En el presente curso escolar el Ayuntamiento se negó a instalar la carpa, argumentó motivos económicos que fueron desbaratados cuando la Consejería asumió el coste de la instalación; arguyó la obra de reforma del edificio de la Escuela de Comercio, la tozuda realidad nos muestra hoy que no habrá tal obra antes de junio; arguyó la obra del parking del parchís, se le contrargumentó que hasta febrero no comenzaba la obra y que eso suponía 5 meses de recreo para los chiquillos, respuesta colocación de una caseta de obra para unos operarios que no existen.

Se le propusieron diferentes alternativas al Ayuntamiento, Begoña, Parchís, Náutico, negativa absoluta, única respuesta la calle, la calle la Merced.

El 26 de setiembre la Consejería ofrece 3 alternativas al Colegio, de las cuales la menos mala es la de trasladarse al patio del Cabrales, los profesores asumen el riesgo profesional que ello implica, las familias aceptan el traslado, pero ambas entidades con la condición de la máxima seguridad: corte de tráfico y los niños circulando por la carretera, debido a las obras, la estrechez de las aceras…

Desde el 6 hasta el 17 de octubre se realiza en condiciones de seguridad el traslado, el día 20 el Ayuntamiento a través de la policía y sin aviso previo y con los niños de educación infantil impide que se trasladen al cabrales por la carretera.

Desde entonces, los alumnos continúan sin recreo y sin solución alguna.

Las 9 organizaciones convocantes, A.M.P.A. del C.P. Jovellanos, FAPAS-Xixón (Federación de Madres y Padres de Colegios Públicos), Asociación de Vecinos Jovellanos del Centro, SUATEA, CC.OO, CSI, USIPA, Sindicato de Estudiantes, Movimiento Social por la Escuela Pública y la Sociedad Cultural Gijonesa, de la concentración califican la actitud del Ayuntamiento de claramente entorpecedora de cualquier solución razonable al problema. Por ello hacen un llamamiento a los responsables municipales y a la Consejería de Educación, de que si les queda un mínimo de cordura, recapaciten y den una solución al conflicto: dando la posibilidad de un recreo a nuestros/as hijos/as en condiciones dignas y agilizando las obras del Colegio para permitir su puesta en pleno funcionamiento, con todas las equipaciones necesarias, a la mayor brevedad de tiempo posible, y nunca más allá del período de matricula para el curso lectivo próximo.


Para finalizar nuestro agradecimiento a todos vosotros por estar apoyando hoy esta causa justa, a las 9 organizaciones citadas anteriormente, a las entidades que han mostrado su apoyo en todo este proceso y a la mayoría de los profesores y profesoras de los Claustros que hasta ahora nos han hecho llegar su solidaridad con la Comunidad Educativa del Jovellanos y que son: CRA de la Marina, Montiana, Tremañes, Elisburu y Atalía…


Top